jueves, 17 de septiembre de 2009

12 De Febrero de 1818: Se Declara La Independencia De Chile

Qué curioso ver en la publicación del diario La Nación (en línea) de ayer miércoles donde se celebraba con mucha alegría la entrega final de la bandera de Chile sobre la cual Bernardo O´Higgins declaró la independencia y que en ninguna parte de la nota indica que la "Independencia absoluta del estado chileno de Fernando VII, sus sucesores y de cualquier otra nación extraña." se declaró el 12 de febrero de 1818 en la plaza de la ciudad de Concepción, (actualmente ciudad de Penco).

Nada extraño si no fuera porque además en todos los medios de comunicación (masivos) siguen celebrando los 199 años de la independencia aludiendo al 18 de septiembre de 1810. Quien le ha dedicado un poquitito de tiempo a la historia de Chile comprende que ese es un error de comunicación, donde de tanto repetirlo durante estas últimas dos semanas, ha conducido a que autoridades de por medio sigan celebrando el Bicentenario de Chile, por orden del gobierno, en el mes de septiembre. Sería inconcebible celebrarlo 8 años después que nuestros vecinos.

Paul Joseph Goebbels ministro de propaganda de Hitler estaría orgulloso de que su premisa comunicacional sea tan bien aplicada en Chile. “Imprime la mentira mil veces hasta que se convierta en Verdad”. Bueno al menos no han quemado los libros, por lo que como buena laucha arrancando del matadero en tiempos de asados, me escabullí por los rincones de mi “humirde” biblioteca personal, hasta que encontré la serie de volúmenes que por excelencia están dedicados a la conservación del polvo en nuestro país. Y voy a declarme plagiador oficial de la historia, luego de haber leído casi como novela este libro.

Historia de Chile de Francisco Encina. Volumen 14, página 77.

Se fijó el 12 de febrero, aniversario de la batalla de Chacabuco, para la ceremonia de la proclamación. “Al toque de diana –dice una relación de la época- se formaron en la plaza mayor las tropas de línea y las guardias cívicas de infantería y caballería. Entre tanto, el concurso se aumentaba de tal modo, que ya excedía la capacidad de este vasto espacio. Poco después apareció sobre el horizonte el precursor de la libertad de Chile. En ese momento se enarboló la bandera nacional, se hizo una salva triple de artillería y el pueblo con la tropa saludaron llenos de ternura al sol más brillante y benéfico que han visto los Andes, desde que su elevada cima sirve de asiento a la nieve que eternamente los cubre. Luego se acercaron por su orden los alumnos de todas las escuelas públicas, y puestos alrededor de la bandera, cantaron a la patria himnos de alegría que excitaban un doble interés por su objeto y por la suerte venturosa que debe esperar la generación naciente, destinada a recoger los primeros frutos de nuestras fatigas.” “A las nueve de la mañana concurrieron al palacio directorial todos los tribunales, corporaciones, funcionarios públicos y comunidades. Luego entró el excelentísimo señor capitán general don José de San Martín, acompañado del señor diputado del gobierno argentino don Tomás Guido y la plana mayor; a las nueve y media salió el excelentísimo señor director precedido de esta respetable comitiva, y se dirigió al tablado de la plaza principal. Las decoraciones de este lugar correspondían a la dignidad de su objeto, y en el centro de su frente se distinguía el retrato de San Martín.”

“El fiscal del tribunal de apelaciones, don José Gregorio Argomedo, dirigió al pueblo una alocución. El ministro Zañartu leyó el acta de la Independencia, y enseguida se postró el excelentísimo señor director, y poniendo las manos sobre los santos evangélicos, hizo el siguiente juramento: ´Juro a Dios y prometo a la patria bajo la garantía de mi honor, vida y fortuna, sostener la presente declaración de independencia absoluta del estado chileno de Fernando VII, sus sucesores y de cualquiera otra nación extraña´…”

“… Aún no había acabado el pueblo de oir estas últimas palabras, cuando el cielo escuchó el primer juramento digno del pueblo chileno…”

Aunque hay mucha de poesía en el relato, es sin duda el antecedente de hecho que dice que la Independencia se celebró el 12 de febrero de 1818. Espero que el señor intendente Tohá entienda el error que comete en sus declaraciones y que solo con la independencia nace nuestro país. De lo contrario señores "autoridades" sirvance reescribir los diccionarios.

Luis Fraczinet
Poeta Cesante
http://elcarnicerodebiobio.blogspot.com

Nota: http://www.nuestrobiobio.cl/notas/09/septiembre/12_De_Febrero_de_1818_Se_Declara_La_Independencia_De_Chile.html
Publicar un comentario