miércoles, 27 de enero de 2010

Orllie-Antoine I Rey De La Araucanía y Patagonia

No muchos saben de la existencia de un Rey Francés entre los peñi liderados por el Ñidol Toki Kilapan. La historia de este particular personaje bordea entre lo chistoso y lo serio, puesto que un Reinado de este Francés podría haber terminado con una invasión Gala al Wall Mapu.

El 12 de mayo de 1825, en la comuna de Chourgnac, Cantón de Hautefort, distrito de Périgueux, departamento de la Dordoña ubicados en Francia Nació Orllie-Antoine de Tounens.

De su infancia y adolescencia no se conoce mucho, más bien se conoce en detalle su vida desde que comenzó a trabajar como Procurador ante el Tribunal de primera instancia de Comercio de Périgueux, su afición por la geografía e historias de viajes distantes que finalmente lo incentiva a embarcarse a “sus Reinos”.

El 28 de agosto de 1858 desembarcó en Coquimbo para posteriormente establecerse en Valparaíso, en donde comenzó a redactar la Constitución del Reino de Araucanía y Patagonia. Masón de formación, estableció contactos importantes entre sus hermanos Masones-Chilenos y Masones Franceses radicados en Chile, a quiénes invito a sumarse a su aventura de establecer el Reino de La Araucanía y Patagonia. Fue así como logró conseguir algunos recursos y el apoyo de dos nacionales suyos que harían las veces de Ministros de Estado de su Gobierno.

Antoine era de Cuerpo recio y fuerte, alto, cabezón, de barbas largas y crespas, y de un cabello crespo, castaño claro que le daba la impresión de la melena de un león. Iba vestido con una levita a la usanza Francesa y cubierto por un Macuñ (poncho) a la usanza de la tierra, al cinto, llevaba colgado un corvo-sable de caballería.

A mediados de octubre de 1860, Orllie-Antoine inició su viaje hacia “su reino”. Se internó al Wall Mapu desde Valdivia ayudado por sus Nacionales. Cabalgó junto a Comerciantes hasta un lugar elegido por los Mapuche, quiénes comerciaban con estos. Más adentro la entrada estaba prohibida al hombre blanco. El Ñidol Toki Kilapan envió a un Mocetón a buscarlo y guiarlo hasta su presencia.

La acogida para Orllie debe haber sido buena, puesto que los Lonkos comenzaron a enviar Werkenes hacia todos los puntos de la Araucanía avisando la llegada del Rey. Fue así como Orllie dictó el primer decreto de su Reinado, el cuál transcribo para ustedes:

“Considerando que La Araucanía no depende de ningún otro Estado; que se halla dividida por tribus y que un Gobierno central es reclamado tanto en interés particular como en el orden general:
Decretamos lo que sigue:

Artículo Primero:
Una Monarquía Constitucional y hereditaria se funda en Araucanía; el Príncipe Orllie-Antoine de Tounens es designado Rey.

Artículo Segundo:
Para el caso de que el Rey no deje descendientes, sus herederos serán tomados de las otras ramas de su familia, surgiendo el orden que será establecido ulteriormente por una ordenanza real.

Artículo Tercero:
En tanto se constituyen los cuerpos del Estado, las ordenanzas reales tendrán fuerza de Ley.

Artículo Cuarto:
Nuestro Ministro, Secretario de Estado, se encargará de la ejecución del presente decreto.

Fecho en Araucanía el 17 de noviembre de 1860.
Firmado Orllie-Antoine 1er.
Por el Rey: el Ministro Secretario de Estado del Departamento de Justicia.
Firmado: F. Desfontaines.”

Más adelante, el Rey dictó una serie de decretos, que por ser muy extensos no transcribiré.

Orllie comenzó una gira por toda la Araucanía, visitando a los Lonkos, ofreciéndoles libertad y armas que traerían sus compatriotas; asuzando a los Peñi y encendiendo la llama de la guerra para evitar la ocupación del territorio por parte del ejército Chileno. Mientras tanto Orllie Antoine se paseaba por Valparaíso, le escribió al Presidente de la época Don Manuel Montt en su calidad de “Soberano”, pero no obtuvo respuesta. En ese tiempo asumía la Presidencia Don José Joaquín Pérez quién igualmente optó por ignorar la carta del Francés.

Orllie tenía un ayudante mestizo que lo acompañó durante su travesía, este peón era de apellido Rosales, para algunos un salvador de Chile y para Orllie un blasfemo traidor. Esto puesto que Rosales fue quién lo delató sobre sus planes de invasión a las ciudades Chilenas, invasión que por poco se materializa puesto que las lanzas ensangrentadas ya estaban recorriendo la Araucanía.

Orllie Antoine trasladado desde la Cárcel de Nacimiento a la de Los Ángeles llevado en calidad de reo tuvo una fuerte discusión a la entrada de ésta con el tristemente célebre Comandante de la Ocupación y principal responsable de la invasión y posterior derramamiento de sangre en contra de los Mapuche, Don Cornelio Saavedra, quién tiene una plaza en Collipulli con su busto rodeado de Cañones que apuntan a territorio Mapuche.

Orllie estuvo preso varios meses con la angustia de no saber si era juzgado por tribunales militares o civiles, la angustia provenía del hecho que si era juzgado por tribunales militares era altamente probable que fuese condenado a la pena capital. En la cárcel, contrajo una enfermedad que lo tuvo al borde de la muerte, posteriormente fué liberado y llevado a Francia gracias a la colaboración de sus compatriotas.

En Francia inició una fuerte campaña publicitaria que obtuvo mucho apoyo en algunos sectores, pero en otros no obtuvo más que burlas y agresiones. Orllie volvió de manera encubierta a sus Reinos de la Araucanía y de la Patagonia en 1869; Al enterarse de esto, el Gobierno Chileno ordenó parlamentar inmediatamente con los peñi y exigirles el exilio de su Rey. Para asegurarse de esto Cornelio Saavedra ofreció un precio por la cabeza del Rey.

Es curioso que Orllie después del Parlamento volvió por el mismo paso cordillerano que había ingresado, puesto que llegó por Argentina.

De vuelta en Francia, continuó con su campaña publicitaria, creando monedas del Reino, vendiendo títulos y lucrando enormemente con su imagen. El tercer intento lo hizo apoyado por un rico Francés que financió su viaje, pero fue descubierto en Argentina y deportado a Francia (abril 1873). En 1876 realizó su cuarto y ultimo viaje, en donde intentó ingresar desde Montevideo, pero lamentablemente la goleta en la que viajaba tuvo complicaciones por el clima, llegó a Argentina y le embargaron sus bienes; posteriormente se enfermó, se recuperó y volvió a Francia para fallecer el 19 de septiembre de 1878.

Curiosamente Orllie en Francia no se autoproclamaba Rey de La Araucanía y Patagonia, sino que se proclamaba Rey de La Nueva Francia. Además cabe mencionar que durante la segunda expedición de Orllié, se avistó en las costas Chilenas el buque de guerra Francés D´entrecasteaux, el cuál despertó sospechas en Saavedra de que podría estar esperando alguna señal para descargar armamento moderno para el ejército Mapuche.

Saludos y espero les sea provechosa la información.

peukayall tañi che

Nelson Lobos Camerati
Historia del Pueblo Mapuche
Grupo en Facebook: http://www.facebook.com/group.php?gid=19818392553
Publicar un comentario