martes, 9 de marzo de 2010

Algunas Palabras Para Vivir Mejor

RECOMENDACIONES GENERALES

A la población directamente afectada

Evitar exponerse a ver reiteradamente imágenes de TV de imágenes del desastre. vitar sobrestimulos: evite ver Noticias o programas violentos en la TV.
Comprender y asumir que la vida cambió, que no ayuda hacer como si nada hubiera ocurrido. Lo importante es obtener lecciones de lo acontecido
Comprender que es normal sentir ansiedad, miedos, irritabilidad alteraciones del sueño, apetito, etc. Aceptar sentirse mal. Es normal en una situación como ésta.
Pasar tiempo en compañía de otras personas. Si no se tiene con quien, hablar acerca de cómo se siente, escríbalo.
Intentar descansar, dormir lo suficiente, probablemente más que lo habitual.
Distraerse idealmente también con personas que no hayan pasado por el episodio. Probablemente son las que mejor le pueden ayudar a desconectarse de lo que ha sucedido.
Tomarse tiempo para llorar si lo necesita. No esconder sus emociones.
Volver dentro de lo posible a su rutina cotidiana, intentando organizar sus actividades para los próximos días.
Ponerse pequeñas metas, haciendo una cosa cada vez, no pretender hacer todo al mismo tiempo.
Hacer algo para sentirse un poco mejor (escuchar música, un paseo, jugar con el perro,...)
Hacer algo que le ayude a sentirte útil: donar sangre, ayudar a la vecina, participar en las acciones en respuesta a esta situación, organizar o participar en brigadas de limpieza, orden alimentación, cuidado de niños y personas enfermas, etc.)
Efectuar una reflexión con su núcleo familiar/social inmediato respecto de lo sucedido, revisar todos lo que se hizo o no se hizo con la finalidad de aprender de la situación, implementando medidas a futuro.
Buscar ayuda profesional si siente que la requiere.

A las autoridades y servicios gubernamentales:

No dar falsa expectativas de beneficios a los damnificados.
Ser coherentes en la comunicación.
Responder con lo prometido en tiempos oportunos.
• Toda omisión, equivocación, espera innecesaria, comentario inoportuno, actitud inadecuada, información incompleta, que es entregada a los familiares o víctimas de un incidente crítico, pueden ser percibidos como una Segunda Agresión.

A la prensa

Evitar mostrar reiteradamente imágenes del suceso (dosificar la exposición mediática)
Evitar invadir los espacios de los afectados entrevistándolos en su dolor.
Confidencialidad y manejo ético sobre información y situaciones internas de las organizaciones de socorro y ayuda humanitaria.

A los distintos equipos de respuesta

Al final de cada jornada de intervención de los servicios de emergencia, y otros, se recomienda realizar ejercicios de desactivación psicológica, en lo posible guiados por personal entrenado.
Implementar medidas de autocuidado.
Buscar compañía y hablar con otras personas, compartir sentimientos y pensamientos.
Aprender también a pedir ayuda y reconocer que les pueden suceder síntomas muy parecidos a los propios afectados
Reconocer sus propias limitaciones, no cayendo en extremos como la omnipotencia o impotencia.

Por favor difundir esta información.

Información distribuida por Fernando Maldonado
Trabajador Social y estudiante de Psicología.
Integrante de Centro Cultural 7 Ramas
Publicar un comentario