martes, 6 de julio de 2010

En El Día De La Poesía La Soberbia De Aquellos “Poetas”

Meritorio es que se celebre el Día de la Poesía el 12 de Julio cuando nació nuestro Premio Nobel de Literatura Pablo Neruda. Porque escribir poesía es la labor perenne del alma la que se debe plasmar con un inagotable humanismo. Pues igual, para escribir y leer poesía para los demás no se necesitan preparados espacios o grandes escenarios.

Pero, a través del tiempo, hemos sido testigo de la soberbia de algunos “poetas” hacia sus colegas de las líricas palabras. Crean selectivas agrupaciones, donde en ellas sólo se permiten a quienes tengan la misma opción política y, aunque sólo son conocidos en su sector, se creen que son los dueños universales de la poesía.

Poca modestia y por ende sin ninguna pizca de solidaridad hacia sus pares. Igual hacia los jóvenes; incluso hacia los niños que quieren aprender lo que es la poesía y esta falta de incentivo de parte de quienes se creen connotados intelectuales los desilusiona.

Comprobación de esta mala práctica poética quedó demostrada cuando se hicieron actividades solidarias para nuestros Compatriotas afectados por el terremoto/maremoto. Donde hubo “poetas” que se preocuparon más de hacerse propaganda que expresar un sentimiento solidario hacia nuestros afectados Compatriotas.

Por eso se cuestiona si de verdad Chile es un país de poetas. Esperamos que lo siga siendo porque hay mucha sensibilidad que aportar a la convivencia nacional para contra restar la frialdad económica y por ende el clasismo, la discriminación o la censura que nos agobia por parte de aquellos falsos o cínicos demócratas.

Con mis poemas Mensajes, Vuelven y Le Vieron Pasar saludo y agradezco fraternalmente a los Poetas y Poetisas, a los Medios de Comunicación que siguen apostando para que la poesía, felizmente, siga viva y todos quienes se dan el tiempo de escucharnos cuando leemos o de leer lo que escribimos.

Por Narcisa Lezano Barriga.

MENSAJES.

Ante el indemne espejo
De tu solidaria mirada,
Brotaron dedicadas palabras.
En alas de esperanzas ciertas,
Volaron hacia tu lejano nido.
Volaron como inquietas palomas,
Llevando los adherentes mensajes
De mi ermitaña vida;
Vestida de estridencias y hormigón.

En son de esa paz que busco;
Soñadora y errante en el tiempo,
Recíbelas en tus afables manos
Y anídalas en tu humana vida.
Ellas, mañana, me permitirían
Seguir creyendo en esas vidas que,
Aunque ayer no me enseñaron a volar.
Hoy, quieren talar mis alas
Y enmudecer, a mis pensamientos.

VUELVEN.

Vuelven con una cabizbaja alegría
Entonando las patrióticas melodías.
Melodías de nostalgia y soledad;
Vividas tras su lejana realidad.

Son aves con alma de hombres;
Más son corazones que tienen nombres.
Nombres que no han sido olvidados;
Aunque errantes por el mundo han viajado.

Voces que saben a sonsonetes amargos,
Pues son conjugaciones de momentos letargos.
Letargos en la espera del ansiado regreso,
Viendo a sus almas en un ruin deceso.

Inquietantes otra vez aquí vivirán,
Queriendo recuperar lo tan amado irán.
Irán recordando vivencias ya casi perdidas,
A causa de las ambigüedades, antes nacidas.

LE VIERON PASAR.

Los jóvenes árboles
Le vieron pasar,
Cuando niña,
Alegre iba cortando
Flores silvestres.

Los adultos árboles
Le vieron pasar,
Cuando adolescente,
Soñadora iba cantando
Canciones de amor.

Los viejos árboles
Le vieron pasar,
Cuando adulta,
Seria iba analizando
Las experiencias adquiridas.

Los secos árboles
Le vieron pasar,
Cuando anciana,
Olvidadiza iba armando
Rotas vivencias.

Por Narcisa Lezano Barriga.
Poetisa de Nuestra Tierra
Publicar un comentario