jueves, 29 de marzo de 2012

INDAP Destina $6.000 Millones En Ayuda A Los Pequeños Agricultores Afectados Por Las Inclemencias Climáticas Y Catástrofes

Chile es un país de contrastes geográficos, culturales, sociales y también climáticos. Por lo mismo no es de extrañar que, mientras en el desierto más árido del mundo el problema sea el desborde de ríos, en la zona central el drama lo constituya el ya endémico problema de la sequía, sobre todo en las zonas del secano costero que abarca desde la Región de Coquimbo a la del Bio Bío.

Esto mismo gatilló a INDAP para ir en ayuda de sus usuarios más vulnerables y que, a la fecha, llega a los 8.875 pequeños agricultores, quienes recibieron insumos y bonos que, en parte, tornaron algo más soportable la situación de emergencia.

Cubos de alfalfa, kits de herramientas, fructosa para la apicultura y otros insumos, además de ayudas en dinero, forman parte de la batería de asistencia que la institución entregó a sus usuarios y que a juicio del Director Nacional Ricardo Ariztía, "forman parte del compromiso que INDAP tiene con los sectores más afectados por las inclemencias climáticas y catástrofes como incendios".

De acuerdo con Ariztía, "nadie está preparado para este tipo de situaciones y las necesidades de los afectados nos obligaron a movilizarnos en todas las localidades donde los efectos fueron más devastadores".

Esto responde, por ejemplo, que la inyección de recursos frescos a las regiones comprendidas entre el Maule y Los Lagos supere los 2 mil millones de pesos, de un total nacional que, al mes de marzo alcanza ya la cifra de $ 2.299.237 de los 6 mil comprometidos para paliar los efectos de las emergencias de este 2012.

Entre tanto, los profesionales de INDAP continúan en terreno evaluando los sistemas productivos, especialmente los que requieren esfuerzos adicionales como es el caso de las regiones en donde la sequía ha permanecido más tiempo y los sistemas de riego deben atender las necesidades del déficit hídrico con mayor celeridad.
Publicar un comentario