martes, 6 de marzo de 2012

Oruro, Donde El Carnaval Es Una Obra Maestra

“Oruro, tierra de amor y carnaval” dice la popular canción de Los Kjarkas. Y luego de vivir por segunda vez la experiencia, no caben dudas de que es así. Amor y Carnaval se funden en una combinación perfecta. Amor por la tierra, las tradiciones y Carnaval para expresarlo.

En esta oportunidad, y luego de trece años, volvía a Oruro acompañando a un grupo de compatriotas, tan curiosos como sorprendidos por todo lo que se presenta como nuevo a sus ojos. La tarea no parecía sencilla, pero concluyó con éxito. Gracias al aporte de la Municipalidad de San Antonio, una delegación de 16 representantes de las murgas y comparsas, junto a autoridades locales, viajaron a Bolivia a conocer la experiencia del Carnaval. Así, y a pocos días de dar termino al Carnaval Sanantonino, la delegación arribó a Bolivia, iniciando lo que para la gran mayoría constituía su primera salida del país y viaje en avión. Todo un acontecimiento.

La actividad, primera en su tipo en la ciudad, se inserta en el proceso de fortalecimiento y desarrollo del Carnaval de Murgas y Comparsas que cada verano se lleva a cabo en el puerto, apostando a que sus principales actores -los dirigentes de las agrupaciones locales- visualicen la organización y puesta en escena de uno de los mayores Carnavales de la región, e integren dicha experiencia a su quehacer.

En Oruro es la fiesta

Como cada año, decenas de miles de danzantes y músicos recorren las calles de la ciudad, para venerar a la virgen de la Candelaria, la mamita del Socavón, en un espectáculo mágico, colorido y único, como Bolivia. Lo que en La Paz se conoce como “entrada folclórica” en Oruro es fé en forma de peregrinación, dando origen a la mayor fiesta de religiosidad popular de Bolivia y Sudamérica. Su tradición y majestuosidad le han valido ser declarada obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad por la UNESCO, en el año 2001.

Luego del convite del día viernes -que se extiende hasta la madrugada- el sábado comienza temprano. Como en una larga procesión, una a una las 45 fraternidades inician el recorrido de casi cuatro kilómetros hacia el Socavón. Morenadas, Caporales, Tobas, Sicuris, Tinkus, Kullawadas, Waca-Waca, Llameradas, y la espectacular Diablada, son algunas de las más representativas danzas del patrimonio cultural Boliviano, que se dan cita en el Carnaval. El “sábado de peregrinación” concluye con la espera del Alba en las inmediaciones del Santuario, en donde los primeros rayos de sol, dan la bienvenida a la última jornada.

Como recogen diversos medios, “preservar la tradición, no distorsionar los trajes, la danza, ni la música, mejorar la organización” constituyen preocupaciones de primer orden para la Asociación de Conjuntos del Folclore de Oruro. Conscientes del impacto de los cerca de 300.000 visitantes que recibe la ciudad y los cerca de U$ 20 millones que generan, la obra maestra, es objeto de particular cuidado por las autoridades.

Lo que viene

El compromiso del Ministerio de Culturas de iniciar una agenda de trabajo para estrechar lazos y concretar la presencia de Bolivia en el próximo Carnaval, nuevas ideas, medidas para ampliar la participación, el mejoramiento de las bases, aparecen como algunos de los primeros resultados del viaje, tras la evaluación en Chile. La visión, sumada a la voluntad política de las autoridades locales, permitió dar este importante paso, cuyas lecciones y aprendizajes de seguro se verán reflejadas en el mejoramiento del que está llamado a ser el más destacado Carnaval popular del país.


Roberto Guerra
Escuela de Gestores Culturales

http://robertoguerra.wordpress.com/

Nota Original y Galería de imágenes en: http://robertoguerra.wordpress.com/2012/03/06/oruro-donde-el-carnaval-es-una-obra-maestra/
Publicar un comentario