sábado, 17 de marzo de 2012

Regionalistas De Corbiobío: “La Violencia No Le Hace Bien Al País, Venga De Donde Venga"

Dirigentes de la corporación aseveraron que detrás del estallido social de Aysén, y de otras zonas, hay un grave problema de calidad de vida, que sólo se solucionará descentralizando efectivamente al país. Sostuvieron que Chile requiere un Gobierno y una clase política más proactiva que descentralice con mayor celeridad, sino –inevitablemente- se levantarán nuevos movimientos.

Su categórico rechazo a la violencia, venga de donde venga, expresó la Corporación para la Regionalización del Bio Bío, Corbiobío, en conferencia de prensa encabezada por su presidente Héctor Gaete Feres. “Necesitamos una clase política y a gobernantes más proactivos. Al país no le hace bien la violencia, venga de donde venga. Hablamos tanto de la que proviene de personas que se infiltran en los movimientos sociales como de la que viene de la represión del Estado, por más legal que ésta sea”, subrayó el líder regionalista.

Agregó que lo sucedido en Aysén “tiene mucho que ver con la falta de atención oportuna a las demandas de las regiones, que son históricas, y que en suma apuntan a mejorar su calidad de vida. Tenemos una calidad de vida A, para el chileno que vive en la Región Metropolitana, y otra calidad Z para el que vive en la Región de Aysén. Eso no puede ser”, afirmó. “Tenemos a 100 mil chilenos haciendo patria en esa región, es menos de la mitad de la población de Chillán, y no somos capaces de atender en forma adecuada a sus necesidades…”.

Claudio Lapostól Maruéjouls, ex presidente y actual director de la misma corporación, acotó que “los diferentes gobiernos han permitido que la situación llegue a extremos que son inaceptables. Este gobierno tiene dos tareas fundamentales: una es negociar con los que están reclamando para llegar a soluciones que sean aceptables para ellos, y la otra es modificar el régimen centralista chileno para transformarlo en uno descentralizado, que es el que ha permitido a otros países alcanzar el desarrollo”.

Frente a consultas de la prensa, Lapostól indicó que efectivamente pueden venir otros movimientos sociales y que, en el caso de la Región del Bio Bío, existe una zona latente. “El caso Arauco es uno de los más importantes que debiera abordar el gobierno para evitar ahí un estallido. Hay que instalar mesas de negociación inteligentesy tomar rápidas medidas...”.

El Directorio de Corbiobío planteó que los gobiernos y los políticos lo han hacho muy mal en la tarea de descentralizar, destacando que hay algunas medidas que son esenciales para este proceso, como la elección popular de los consejeros regionales y de un presidente de la región. Recordaron que hay dos proyectos descentralizadores en trámite, a los cuales han hecho observaciones serias, y, aunque han sido escuchados por la Subdere, no ven resultados concretos.

“Lo que nos interesa es generar aportes efectivos al proceso de descentralización y esos aportes tienen que ver con criticar abierta, pública y prudentemente, pero con la verdad, hacer estudios específicos apoyándonos en nuestras universidades regionales y entregarlos oportunamente a las instancias que correspondan. Entendemos que es difícil cambiar esta situación, dado que el fuerte centralismo se arrastra desde antes de constituirnos en república, pero hay que trabajar cada día en forma más acelerada”, enfatizó Gaete.

Los dirigentes regionalistas realizaron estas declaraciones, en el marco de una conferencia de prensa en la que dieron a conocer una declaración pública, derivada del conflicto de Aysén.
Publicar un comentario