miércoles, 25 de abril de 2012

Agricultores De Comunidades Indígenas De Mulchén Visitan Centro De Estudio Y Tecnología De Yumbel







35 agricultores del Programa de Desarrollo Territorial Indígena (PDTI) de INDAP de la comuna de Mulchén, acompañados por el equipo técnico del programa, realizaron una gira técnica al Centro de Estudio y Tecnología (CET) de Yumbel.

El CET es un organismo que centra sus principios en ayudar a los sectores pobres del campo y de la ciudad a transformarse en actores sociales con capacidades para aumentar sostenidamente su calidad de vida expresada, al menos, en aumento de los ingresos y seguridad alimentaria; mejoramiento de su hábitat familiar y comunitario; y consolidación de su organización socio - productiva.

Según indicó Patricia Ortiz, jefe técnico del PDTI INDAP de Mulchén, el objetivo de la actividad fue conocer las distintas formas de tecnologías apropiadas que pueden ser utilizadas por estos agricultores en el quehacer de las labores del campo que realizan en sus hogares. "La idea fue que los agricultores provenientes de las comunidades indígenas de Alhuelemu, Portahue y Pilguén, conocieran en terreno lo que está realizando el CET y lo puedan replicar en sus hogares, especialmente las tecnologías para el buen desarrollo de la agricultura orgánica, como: elaboración de aboneras, fertilizantes foliares orgánicos, hornos de barro, entre otras prácticas".

Claudio Garcés, jefe del Área INDAP Santa Bárbara, sostuvo que esta gira técnicase enmarca en los planes de trabajo que tiene el PDTI en Mulchén, especialmente pensados para que los agricultores conozcan otras técnicas de cultivos y manejo sustentable de sus predios. "Es importante que los agricultores conozcan lo que está realizando el CET en materia de desarrollo agroecológico y aprovechamiento de los recursos, puesto que muchos de los proyectos y capacitaciones que ahí se ejecutan son totalmente viables en otras zonas de la región".

Los agricultores provenientes de Portahue, afirmaron que lo que más les llamó la atención fue el secador de fruta, puesto que en el sector donde ellos viven, existe una gran variedad de frutas sin valor agregado, que perfectamente podrían adquirir un nuevo valor a través de esta tecnología.

Entre las 28 actividades que los agricultores pudieron conocer y aplicar se encuentran: construcción de aboneras, lombricultura, manejo de secadores solares, calentadores de agua con botellas, construcción de gallineros móviles, y aprovechamiento de aguas lluvias.
Publicar un comentario