domingo, 23 de diciembre de 2012

Pobladores de Villa Futuro Entregan Al Senado Nuevas Pruebas De Estafa E Irregularidades Del Gobierno

POBLADORES DE CONCEPCIÓN ASISTEN AL SENADO, ENTREGAN NUEVAS PRUEBAS DE ESTAFA E IRREGULARIDADES DEL GOBIERNO, Y EXIGEN LA DESTITUCIÓN DE SERGIO JARA, DIRECTOR DE SERVIU

Las agrupaciones vecinales del Gran Concepción, víctimas de acciones de desalojo por parte del Gobierno, concurrieron este martes 18 de diciembre a la Comisión de Vivienda del Senado, donde asistieron ministros de Estado. Respecto de ello, la junta vecinal de Villa Futuro, su comité pro defensa y Red Construyamos, declaran que:

1. Desde 2010 y bajo el gobierno regional de J. van Rysselberghe, se ha llevado adelante un proceso de desalojo cruento e injustificado de 1300 familias del sector Villa Futuro. Al respecto, desmentimos los argumentos de inhabitabilidad del conjunto habitacional, que sigue siendo la justificación pública para que las autoridades desalojen las viviendas. *Estamos hastiados de la actitud del Gobierno Regional y de sus organismos técnicos, y le retamos –en particular a Sergio Jara, director del SERVIU- a exhibir públicamente los documentos que avalan técnicamente su proceder.

Sabemos que serán incapaces de presentarlos, puesto que no existen tales estudios. Por el contrario, los edificios resistieron el sismo de febrero de 2010. Sin embargo, el Gobierno insiste en conducir a la población a la firma de una transacción extrajudicial, la que establece en su primer punto que el motivo para que cada propietario entregue su departamento al SERVIU es la inhabitabilidad. Producto de esta transacción, los afectados pierden su propiedad y reciben sólo un certificado de subsidio habitacional, incluso sin que exista un proyecto habitacional.

El SERVIU es responsable de que Villa Futuro sea víctima de una política de expulsión de residentes, de violación del derecho a la vivienda y a la tierra, de vulneración de la propiedad y de la seguridad de más de mil familias, y ha creado un grave problema de hábitat en Chiguayante y otras comunas, solamente bajo el argumento falaz de la inhabitabilidad por causa del terremoto, forzando con ello a la población a abandonar sus viviendas para apropiarse de sus terrenos y favorecer futuros negocios inmobiliarios del sector privado. Esta política de desalojo sistemático de comunidades también se aplica a nuestros vecinos del borde costero del Bio Bio en Aurora de Chile.

2. Denunciamos un acoso constante por parte del SERVIU para desalojar hasta la última familia de la villa. En concordancia con estas injusticias y estafas, la actitud del director del SERVIU, Sergio Jara, ha sido de negación del diálogo y de desconocimiento de la autoridad legítima de los dirigentes del sector, faltando a la ley de juntas vecinales y organizaciones comunitarias.

Cada vez más, se ejecutan nuevas irregularidades político administrativas para obtener de las familias la firma de transacciones extrajudiciales. Acusamos al SERVIU y al Gobierno de Chile de menoscabo del derecho a la vivienda, de retrotraer a la población a un proceso que fue cursado por ellos hace más de una década. Con ello, el Estado ha devuelto la incertidumbre a las familias, alejándolas del sector que habitan, deshaciendo sus mejoramientos en vivienda y en la propia construcción de comunidad, y socavando sus progresos en acceso a servicios y conectividad.

Por eso, Villa Futuro se presenta ante esta Comisión del Senado para señalar que hoy 1275 familias han pasado de ser propietarios a ser allegados, constituyendo esta acción una auténtica anti política habitacional, cuyo único objetivo es entregar el suelo –hoy valorizado- a los grupos inmobiliarios con los que algunas autoridades parecen estar coludidos. El resultado de esto es que miles de familias vivan un caos organizado por el gobierno y que el Estado, que debiera proteger a la población, haya presionado y apresurado la demolición de edificios que no sufrieron daños por el terremoto. Esto ha acarreado la ocupación ilegal de departamentos y ha favorecido la instalación de focos de delincuencia y narcotráfico que ponen en riesgo la vida y el orden público.

3. Por todo lo anterior, Villa Futuro rechaza desde este momento toda relación con el Gobierno Regional y el SERVIU, exige la destitución de Sergio Jara y pone en manos de la opinión pública un nuevo vídeo de agosto de 2010 en el que la ex intendenta, JVR, anuncia la reconstrucción de viviendas en los terrenos de los propietarios de Villa Futuro, lo que no se cumplió jamás. Este material documental demuestra que el gobierno actuó fríamente en una operación de terror, que utilizó el terremoto para incitar al abandono de miles de viviendas y que levantó  falsas calificaciones de inhabitabilidad, todo ello para tomar posesión de las propiedades de la población, sin justificación política ni legal.

4. Las organizaciones de Villa Futuro y de la Red Construyamos, solicitamos a la opinión pública permanecer alertas a la defensa de los barrios. Villa Futuro es un caso entre otros que ocurren y que pueden ocurrir en la medida que los intereses de los carteles político-empresariales se impongan por sobre nuestros derechos humanos básicos y por sobre los intereses de la mayoría de la población trabajadora y de los más pobres. Invitamos a tomar conocimiento de las pruebas del caso y a exigir a estas autoridades que de una vez por todas afronten el juicio de la verdad.

Junta Vecinal Villa Futuro
Comité Pro Defensa de Villa Futuro
RED Construyamos
Concepción, 17 de diciembre de 2012
Publicar un comentario