sábado, 6 de julio de 2013

Expolana Abre Nuevos Canales De Comercialización Para Tejedoras Artesanales





Diez empresas de emprendedoras rurales participan en la quinta versión de esta feria temática, organizada, que se realiza entre el 4 y el 7 de julio en el mall Alto Las Condes.

Kaytu, Artesanía Textil Colchane y Cariquima, Artesanas de la Comunidad Epullán de Cañete, Karuwa Artesanía en Fibra, Tramas y Matices, Entrehilados, Asociación Gremial de Mujeres Rurales de la provincia de Cauquenes, Artesanas de Chonchi, Cooperativa We Rayén y Folil del Valle Araucanía, son las empresas encargadas de representar el trabajo artesanal e innovador que están desarrollando más de 300 mujeres con el apoyo del Ministerio de Agricultura, a través de INDAP.
 
Durante los cuatro días de feria se están exhibiendo diversos hilados artesanales de alpaca y fibra de oveja; teñidos con plantas tintóreas y anilinas biodegradables; mantas, pieceras y alfombras de la artesanía textil mapuche; y telares, chales, ponchos y ruanas de la artesanía textil aymara.

“En INDAP estamos generando instrumentos que permitan mejorar la calidad, la gestión y los canales de comercialización de los productos de más de 3.600 artesanos del país. Con las capacitaciones realizadas en distintas zonas del país, hemos logrado incorporar prácticas sustentables en el manejo de las materias primas y aplicar innovación en la confección de productos de acuerdo a los distintos tipos de mercado”, señaló Ricardo Ariztía, director nacional de INDAP.

La versión 2013 de Expolana mostrará el trabajo de más de 100 expositores del rubro, además de talleres gratuitos relacionados con las distintas técnicas de tejido. En esta oportunidad, también se lanzará la segunda parte del libro 400 puntos para tejer a palillos y a crochet, que reúne una selección de los mejores puntos publicados en la revista Tejidos Paula entre 2009 y 2012.

Artesanas de Cañete: Emprendimiento familiar en el que participan 12 personas de la Comunidad de Epullán, comuna de Cañete. Trabajan con lana de oveja teñida naturalmente con hojas de árboles, flores, cortezas o barro, realizan piezas a telar y tejidos a palillo como alfombras, frazadas, mantas caciques, bajadas de cama, morrales, murales, chalecos, ponchos, calcetines, gorros y bufandas. “Mi mamá con esto nos educó y yo gracias a los tejidos he educado a mis hijos y pago la universidad de mi hija, quien estudia ingeniería comercial en la Universidad del Bio Bío”, señaló orgullosamente Dominica Quilapi. Además, a través del Programa de Desarrollo Local - Prodesal INDAP en Cañete, han podido contar con incentivos para adquirir lana 100% de oveja.
Publicar un comentario