martes, 19 de mayo de 2009

Fondart Regionales:... Si Están Arreglados (Parte 2)

Continuando con lo último dicho, (estábamos en el centralismo) vuelvo nuevamente a indicar lo desahuciante que puede ser para quienes provenimos de provincias y que para poder hacer uso de las herramientas disponibles por el estado, en materia de cultura, se deba planificar todo el día por el simple hecho de no disponer de oficinas territoriales. De forma increíble y orgullosamente lo puedo decir, el Previene y Sernatur que tienen menos recursos que el Consejo Regional de Cultura han hecho el esfuerzo de llevar los servicios del estado, donde precisamente estos son demandados.

La pregunta que habría que plantearse es por qué razón, argumento, análisis, antecedente o copuchenteo alguno el Consejo Regional no se ha planteado dar solución a este tema. Podríamos hablar de la “Demanda Cultural”, pensar en un estudio que evalúe la necesidad de levantar infraestructura fuera de la Capital Regional, hasta incluso podemos hablar de cuantos recursos son necesarios para levantar los mismos programas que se ejecutan en el Gran Concepción y que hace que los comunicados de prensa inicien de esta forma:”El Consejo Regional de la Cultura y las Artes…”

Vuelvo a recordar la frase de la Señora Moira Délano: ”se puede hacer todo por internet”. Me da urticaria, pero para quien se mueve en la provincia de Arauco, Bio Bío, Concepción y Ñuble el acceso a internet es similar, pero debo indicar que las llamadas telefónicas desde Arauco, Bio Bío y Ñuble siguen siendo larga distancia lo cual exaspera cuando te hacen esperar o son las 8:30 y todavía no llegan a la oficina, o son las 8:55 y todavía no llega nadie a la oficina. Además, para hacer las reclamaciones personalmente hay que esperar la única reunión al año que hacen en “terreno” para tratar los temas o hay que planificarse y hacerse la idea de viajar a Concepción (bella ciudad, bonita plaza, mucha gente, un poco caras las cazuelas).

Desconozco la experiencia y la realidad que se está dando ahora en Chillán producto del asentamiento de una oficina del Consejo Regional de Cultura, por lo que me he enterado sigue estando en marcha blanca, por ende puede decirse que es un buen intento para saber qué es lo que se está logrando y cuales son las modificaciones urgentes por hacerse. Porque en Cultura… por Dios que funcionan lentas las cosas.

Hablando de Chillán, me atreví a consultar cual era la experiencia y documentación que se presentó para poder llevar una sede del Consejo Regional. Documentación que me explique cuál eran los antecedentes que dieron justificación de esa decisión. Tamaña sorpresa (mentira ya lo sabía) cuando me dicen que no existe ningún diagnóstico y me tratan de contar la historia de Valparaiso, Chillán, Santiago donde el Consejo Nacional quedó en Valparaiso y a Chillán le dieron una sede Regional. ¿Premio de Consuelo? ¿Movimiento Político? Por favor dónde están esos políticos para llevarlos a Los Ángeles y me den clases de muñequeo.

Perdón, pero supongo que al haberse establecido una sede en Chillán habrán incorporado en la Política Regional de Cultura algún acápite que dé justificación a la inversión de personal e infraestructura y funcionalidad. Porque si es así alguien puede decirme ¿por qué Arauco y Bio Bío quedaron en compás de espera? Y si no es así, entonces yo quiero la misma IRRACIONALIDAD con la que actúa el Consejo Regional de Cultura y me dé una sede para Los Ángeles y otra para Lebu. Cuando hablo de sede no hablo de una oficina con silla, mesa y teléfono y conexión para notebook que reciba amablemente a un funcionario que vaya a cumplir 5 horas por dos días a la semana y al subirse al bus en la mañana diga “Voy a Terreno”. Me gustaría mucho saber cual es la experiencia de Chillán sobre el tema pero mis contactos llegan a un límite.

Me explicaron, en el seminario destinado a encargados municipales de cultura (donde fui a meter la nariz) que debido a que no existe mucha demanda de “esas” provincias es que no se ha gestionado, ni se ha visto la necesidad de establecer sedes en provincias. A ver, a ver, a ver. ¿Algún estudio justifica eso?, ¿alguna argumentación escrita justifica la desigualdad? O se está pensando en hacer un estudio de la demanda cultural en la región del Bio Bío para solucionar la justificada sensación de irregularidades en el proceso, la administración y la ejecución de las llamadas políticas culturales.

¿Cómo se Arreglan Los FONDART?

Me gustaría mucho poder dar en el clavo y decir que hay una Mano Negra, aludiendo a la Macroeconomía, que se pasea por la sala de reuniones del Consejo Regional donde están los evaluadores y dan recomendaciones o se ofrecen a ayudar en la opinión sobre un proyecto u otro, o que justo en la hora en que se reúnen los evaluadores se vuelve a aparecer esa Mano Negra y justo tiene que hablar con uno de los evaluadores para tratar “algún tema” medianamente urgente. Pero no puedo. Se me quemarían los dedos en el teclado y el computador todavía lo estoy usando.

Pero el título era “Fondart Regionales…” y casi todo de lo que he planteado ha sido en torno al proceso administrativo y de gestión que tiene el Consejo Regional de la Cultura y las Artes. Y además, solamente los aspectos repudiables de la gestión pública. Aquí van mis PERO´s.

Primero. El Consejo Regional es el responsable de todos los aspectos administrativos del Fondart y de los denominados programas que aprueban, administran y ejecutan ellos mismos. Fondart y “Programas” tienen la misma función, a través de los recursos fomentar el desarrollo de la cultura y las artes.

Segundo. El mismo consejo tiene, con los recursos e infraestructura, una capacidad de difusión de sus actividades muy superior, increíblemente superior a las que, junto con mi familia, disponemos en Nuestro Bio Bío.cl Tierra de Encuentros, así que para qué gastar los escasos recursos en duplicar esfuerzos.

Tercero. El manejo de todos los recursos ya sea vía Fondos Concursables o aprobación administrativa de los programas (suena bonito) tiene los mismos vicios administrativos de toda dependencia pública que maneja recursos. Incluso los más respetados como los Sercotec o los Corfo o ProChile. Es decir en alguna parte ingresa al juego de la evaluación los criterios subjetivos. Más me gustan los FNDR donde después de pasar por un evaluación técnica la aprobación se da por el bello juego de la política territorial. Es decir los consejeros se la juegan por sus territorios y en el caso del 2 % de cultura, no existe, increíblemente no existe desigualdad en la distribución de los recursos.

Cuarto. En los Fondart los artistas evalúan a los artistas. Esa es la política del por qué tener evaluadores. Y con simple mayoría se aprueban al final. 1-6-2-2 No son los números del Loto. ¿Me equivoqué en la distribución? Perdón por mi ignorancia, pero cosas como esas no salen publicadas, para qué publicar si en silencio se trabaja mejor.

Quinto. Es el Consejo Regional quien tiene que hacer la solicitud al Consejo Nacional para que aumente los recursos destinados al Fondart o a los programas. Pero como nunca se ha puesto en discusión la distribución de los recursos, mal puede un director regional hablar de escasez e ir a Santiago para pedir más plata y así dar solución a los proyectos que se quedaron en la testera.

Sexto. Como la información que dispongo la tuve que conseguir por otros lados, de forma no oficial lo que publico en este espacio es una opinión subjetiva, pasional y maravillosamente imaginativa.

Séptimo. La idea final de por qué todo este pataleo radica en la necesidad de dar solución a la cantidad de problemas hogareños que son siempre el primer escollo ante la falta de presentaciones de proyectos, evitando la caída de muchos por problemas administrativos y con ello aumentar las probabilidades de aprobación de los proyectos provenientes de provincias. Podría asumir que es un problema estadístico y que al aumentar la cantidad de proyectos que pasen bien las etapas dejaría de estar pataliando como lo estoy haciendo ahora. Pero eso no se ha hecho y hasta se justifica el por qué no hacerse. Bueno ustedes ya leyeron toda mi presentación.

Fondart Provinciales

Rescato de un destacado pintor “de cuyo nombre no me le recuerdo” que ante el tema Fondart su expresión fue. “Una vergüenza, deberían haber Fondart Provinciales”. Lo cierto es que el Consejo Nacional dispone de recursos para ser distribuidos en toda la región. La distribución de ellos en el año 2007 es como muestra el siguiente cuadro.
Número y % de Proyectos Respecto a Etapa del Proceso



La autoridad que detentaría el disponer de Fondart Provincial es precisamente lo que el Director Regional no ha hecho, solicitar más recursos cuando estos son notoriamente necesarios.

Sin embargo, el comportamiento de la distribución de los recursos es denigrante, y si el criterio es proporcional a la población de cada territorio debería irnos peor. Pero ese no es el criterio, en ninguna parte de las bases lo dice, tampoco dice cual es el protocolo de funcionamiento de los evaluadores, sólo esgrime condiciones de aprobación para el postulante pero nunca para el evaluador. Y hasta dice que si hay algún evaluador que me caiga mal o que estime que no es pertinente al proceso, yo puedo objetarlo, pero nunca supe quienes son.

Luego de haberme entretenido con estos datos, que vuelvo a recalcar no los obtuve del Consejo Regional, sino de una fuente no formal. Como me di cuenta que tienen que hacerse al final las cosas. Pude darme por enterado que la información disponible sobre la distribución de los recursos ofrecidos por los FONDART, en todas sus modalidades, permite tener un desahuciante panorama sobre la participación por comunas y por provincias de los recursos dirigidos a quienes son los principales demandantes (artistas, centros culturales y organizaciones o entidades afines al desarrollo cultural).

Algunas consideraciones básicas la información Analizada responde a los Fondart Regional en base a la participación comunal y etapas del proceso de selección del año 2007. Haría un análisis en el tiempo que permita justificar la realidad que observo en el 2007 pero esa información está requisada en el Consejo Regional.

Ahora el cómo funcionen en esa repartición pública es responsabilidad del Director Regional y el cómo se trate a las personas que piden la información también es responsabilidad de él. Y no cabe duda que los resultados de la evaluación de su gestión como su dirección también lo es. Por cierto, mañana miércoles 20 se desarrollará una evaluación de lo desarrollado en lo que respecta a la Política Regional de Cultura. Y como todo en cultura “Es lindo, es bonito y se hizo bien”

Luis Fraczinet
Poeta Cesante
Nuestro Bio Bío.cl

Agradezco a mi mujer por haberme permitido decir tanta barbarie.

Publicar un comentario