sábado, 5 de mayo de 2012

Monólogo Con Una Impresora

Leyendo los Twits de un amigo en la red (@Juvenalrivera) me encuentro con este simpático arrebato de inteligencia emocional que fue plasmado en un bellos historia. Lo comprendo, porque a mi también me ha tocado pelear con una Impresora Inteligente... cuando no quiere imprimir no quiere nu má... qué se le va a hacer.

@Juvenalrivera: ¡Mardita impresora! ¡Funciona de una buena vez!

@Juvenalrivera: Impresora: vuestra desidia y absoluta falta de interés no quedarán así... Conoceréis la fuerza de mi encono...

@Juvenalrivera: ¡Impresora del Belcebú! ¡¡He logrado burlarte!!! Muajajá, Muajajá... ¿Quién ríe último, ah?

@Juvenalrivera: No he de cantar victoria hasta estar completamente seguro que me burlado de esa pertinaz y rebelde impresora belcebuciana...

@Juvenalrivera: La impresora me observa con ira... Yo le respondo con una mueca ligeramente burlona.

Minutos después...

@Juvenalrivera: El único ojo verde de la impresora titila intensamente. Exhala un ligero humo grisáceo... mientras pasa cada una de las hojas, lentamente.

@Juvenalrivera: 80% del trabajo realizado... Impresora ¡¡ódiame!! Jajajaja...

@Juvenalrivera: ¡¡Demonios!! Empezó a faltar la tinta... #lavenganzadelaimpresora

@Juvenalrivera: ¡Cómo le puede quedar un 2% al tóner, maldito! La impresora dibuja, en su geométrica forma, una especie de sonrisa burlona...

Por lo que logro conocerlo su fisionomía es adecuada como para decir "GUATÓN TÓMATE UN ARMONYL"... pero quienes han logrado entablar conversación personal con este Twitter-Adicto saben que la premura y las reacciones guturales no existen en este personaje del teclado... por lo que creo firmemente que la impresora terminó perdiendo.

Luis Fraczinet
Poeta Cesante.
Publicar un comentario