sábado, 23 de abril de 2011

El Arado Al Estrado - Apuntes Del Lorito Reverde

Revisando la cantidad de fotocopias que uno acumula en sus tiempos mozos de estudiante, me encontré con un artículo que en su tiempo nos hacía pensar sobre el futuro que tendríamos que enfrentar como profesionales. Es curioso cómo después de tantos años los temas van tomando fuerza y la conciencia de tomar un buen camino domina por sobre la irresponsabilidad de la mala costumbre.

Lorito Reverde.

El Arado Al Estrado (Revista del Campo - Edición Nº 1.256)

En Estados Unidos, un juez federal ordenó a un agricultor y ganadero de California pagar una multa de US$ 1,5 millones por “arar profundamente” su tierra, sin considerar que dicha labor violaba secciones del Acta Federal de Agua Limpia.

El magistrado determinó que el productor cometió 358 infracciones a la ley ambiental federal, por lo que deberá pagar la citada multa civil o realizar una apropiada restauración – a través del financiamiento de un proyecto ambiental en su rancho- por “privar a la nación de tierras pantanosas que sostienen la fauna silvestre y especies en peligro”.

El caso civil opone a las agencias de gobierno –que sostienen que la rotura profunda destruye las tierras pantanosas sensibles y viola la ley federal- contra el agricultor, quien asevera que los reguladores no tienen derecho a ordenar a los productores cómo y qué arar.

El “infractor” utilizó el surco profundo –una forma de labranza que se emplea para llegar a debajo de una capa dura, relativamente superficial del suelo- para convertir su apacentadero en viñedos y huertos.

En opinión del juez, el agricultor violó el acta al permitir que máquinas de rotura, sin permiso, “araran e hicieran que se depositara relleno” en tierras pantanosas ambientalmente sensibles (bajíos y desagües intermitentes), como también al permitir el cultivo con escarificador de discos, de un estanque vernal que fue, probablemente, el hábitat de una especie de camarón en peligro, según el Acta de Especies en Peligro, antes que se labrara. Además, encontró que la maquinaria provocó la descarga de basura en 28 bajíos o desagües intermitentes y un estanque vernal que por su naturaleza, son legalmente aguas de Estados Unidos.

Un bajío es un terreno pantanoso estacional inclinado que contiene plantas acuáticas. Los desagües intermitentes transportan las aguas lluvia. Y los estanques vernales, que sirven como hábitat para la fauna silvestre, son puntos bajos en el paisaje que recolectan tales aguas de lluvia.

En un fallo sin precedentes, el magistrado encontró que la labranza –la más básica de las actividades agrícolas- puede, en algunas instancias, entrar en conflicto con el acta.

El juez rechazó el desafío del afectado al poder del cuerpo de ingenieros del ejército y de la Agencia de Protección al Medio Ambiente (EPA) para regular “la rotura profunda” en su rancho.

La contrademanda de la EPA, por violaciones a la ley de aguas –la primera acción de su tipo en la nación- ha sido seguida con interés en todo el sector agrícola del país del norte.
(Extractado de U.S. Water News).
Publicar un comentario