viernes, 18 de noviembre de 2011

Hoy Un Estudiante De La UDEC Nos Violentó En El Colectivo



Todos hemos sido testigos y víctimas de las consecuencias de vivir en una socidad mentalmente estresada, hemos pasado por momentos que queremos no volver a ver al día siguiente, es parte de la esperanza de desear que el tiempo no pase en vano y podamos ser integrantes de una sociedad que va mejorando. Pero nos da pena ver que el nivel de violencia que hay en las actitudes de algunas personas pueden llegar a afectar a otros negativamente.

Hoy un estudiante de la Universidad de Concepción (a las 14:00 horas) no violentó en el colectivo con un nivel de prepotencia desagradable. Papá va con los dos hijos en el colectivo y cancelamos dos pasajes para poder ir en un viaje relativamente cómodos, sin molestar y sin ser molestados. Pero el viaje depende de quién se suba a ocupar el tercer asiento y en esta ocasión un estudiante de unos 24 años con pinta ad-hoc a un guerrillero modernizado, por la boina que llevaba como gorra, se subió sin respetar a quienes íbamos en el asiento, y durante el corto viaje con su brazo y pierna hacía presión para que nos corriéramos, le pedí que por favor no se apollara más en mi y siguió con esa desagradable actitud, luego antes de bajar le pedí “por favor, baja sin golpearnos” y bajo empujando y dando un portazo con la puerta del colectivo con algún bociferado de palabras insultantes.

Esa actitud mis hijos no la entienden y uno se traga esos malor ratos para no contaminar a tus críos con la violencia que sufres, el chofer del colectivo se bajó a reprender al “joven estudiante” por maltratar la puerta de esa forma y el chico siguió su camino HACIA LA UNIVERSIDAD cruzando Chacabuco.

La indiferencia hacia tus pares, la prepotencia hacia quienes también comparten tu espacio y la falta de respeto NOS DA PENA.

Desearíamos poder decir que es el momento para mejorar, pero muchos se ofenden porque les muestras la necesidad de asistir al Psicólogo o al Psiquiatra.

Ahórrese el tratamiento y sea gentil.

Entendemos que esos cambios son necesarios pero es parte de un proceso y el camino que llevamos nosotros para favorecer ese cambio se llama CULTURA.

Familia Fraczinet Sáez
Publicar un comentario