viernes, 20 de enero de 2012

CONAF Ejecuta Programa Mejoramiento En La Reserva Nacional Los Huemules Del Niblinto






A casi una hora de la plaza de Coihueco se encuentra la Reserva Nacional “Los Huemules del Niblinto”, una de las siete Áreas Silvestres Protegidas del Estado que administra CONAF en la Región del Bio Bío.

El lugar, que tiene una superficie de más de 2 mil hectáreas, funciona junto al Santuario de la Naturaleza Huemules del Niblinto, bajo protección del Comité Nacional Pro Defensa de la Fauna y Flora, CODEFF. Ambas unidades constituyen una gran área cuyo objetivo es proteger y conservar una importante muestra de biodiversidad de los Nevados de Chillán, cuyo principal representante es el huemul, ciervo que se encuentra en peligro de extinción.

Ayer jueves, el Director Regional de CONAF, Jaime Salas Arancibia, se trasladó hasta dicha Reserva Nacional junto a representantes de CODEFF para planificar en terreno las tareas para este año. “Desarrollaremos un amplio programa de trabajo, partiendo por mejorar el acceso a la unidad, ya que cuenta con caminos de difícil tránsito; muy estrechos y con cuervas cerradas en fuertes pendientes. Paralelamente, queremos ampliar las zonas de camping, pues cada año vamos a ir subiendo el número de
visitantes; el año 2011 ingresaron 434 personas y ya en lo que va del mes hemos recibido cerca de 100 turistas. No debemos olvidar que las personas cada vez más desean realizar actividades al aire libre y disfrutar de la naturaleza, y esta Reserva Nacional es una buena alternativa”, informó el directivo.

Otro tema abordado durante la visita a terreno fue la integración de los vecinos de Minas del Prado, sector colindante a la Reserva, para brindar servicios a esta área de desarrollo. Jaime Salas dio como ejemplo, la realización de cabalgatas, “y para ello hay que conversar con los vecinos para ver quiénes estén interesados en invertir en caballos. Son 25 kilómetros de distancia, es decir unas 3 horas de cabalgata, lo cual puede ser muy atractivo para los turistas”.

Por su parte, el Director Regional de CODEFF, Pedro Arrey Garrido, señaló que esta visita conjunta a la Reserva Nacional permitió ver in situ el trabajo que queda por delante entre ambos organismos: “Este en un proyecto que tiene características especiales, pues en una misma área se realiza un trabajo conjunto entre una Reserva Nacional y un Santuario de la Naturaleza. Ambas están unidas por un mismo objetivo fundamental, que es la protección de la última población de huemules de Chile
Central, y además un tipo de bosque que es muy particular de la Provincia de Ñuble, muy poco representativo y que se encuentra en este hermoso sector de Niblinto”.

Arrey agregó que se pretenden realizar investigaciones sobre otras especies que habitan el área, tales como el carpintero o el pudú, junto a estudiantes tesistas y voluntarios de CODEFF.

La Reserva Nacional Los Huemules del Niblinto cuenta con dos senderos bien señalizados y cuyo recorrido es de aproximadamente una hora cada uno. Para acceder a ella se necesita un vehículo doble tracción, o se puede realizar a pie o a caballo.
Publicar un comentario