sábado, 7 de abril de 2012

El Modelo De Economía Neo Liberal, En Curso De Colisión

Por Mario Briones R

Existe una notoria preocupación en la extrema derecha chilena y se percibe por los denodados esfuerzos que hace Hernán Büchi para entregarnos un discurso sectorial, con el cual pretenden confundir a los chilenos, sin darse cuenta que ellos mismos están viviendo un espejismo del cual no quieren despertar y que va en curso de colisión. Büchi piensa que la pobreza y el subdesarrollo son productos de las políticas públicas que se dejan guiar por visiones de moda y afirma que, “Hoy está de moda en Chile aseverar que el crecimiento no ayuda a los pobres”, por el contrario, el dice, “el progreso ha llegado a todos y especialmente a los más pobres”.

No es una moda en realidad. Es mucho más serio de lo que él piensa. Nadie discute hoy que Chile tiene el modelo de economía más abierta del mundo. Es el país donde todas las transnacionales tienen interés en invertir y aún así, según sus propias palabras, “la inversión bordea el 23 % del PIB, insuficiente para crecer aceleradamente, lo que requeriría un aumento de 5 puntos, ya que aún con los actuales precios del cobre tenemos déficit externo”.

Probablemente el Sr. Büchi, convertido en el adalid a ultranza de la derecha económica más extrema, no quiere reconocer todas las facilidades que tienen las transnacionales para invertir en Chile, que pueden examinarse en un artículo que está publicado en Internet el 27 de Marzo de este año. Las facilidades entregadas al capital extranjero son de tal magnitud, que han permitido por décadas ganar miles de millones de dólares y luego se han ido sin pagar un dólar, aduciendo que tuvieron pérdidas. (Véase el caso Impuestos EXXON, entre 1978 y el año 2002). La derecha ha optado por hacer oidos sordos cuando se les dice que se llevaron el equivalente a 152 toneladas de oro en utilidades y dejaron una limosna de US$ 36 millones como impuesto, luego que el Gobierno de Chile se vió obligado a reclamar, debido a la enorme utilidad obtenida en la venta de la mina.

Se insiste en la loca teoría del crecimiento y el chorreo, haciendo caso omiso de un hecho indesmentible. Los chilenos hemos vivido durante 39 años bajo el régimen de la economía neo liberal más abierta del mundo, alabada y celebrada por varios paises y por consiguiente, tenemos la experiencia “en la sangre” para hablar y opinar del gran fraude al que hemos sido sometidos, a partir de la dictadura de Pinochet.

Lo grave de la manipulación de la derecha es que no parecen advertir que estamos haciendo el mismo síndrome que esta invadiendo a las economías más desarrolladas del mundo, incluida la crisis en la zona Europea, y que existen “efectos subterraneos” en la economia norteamericana que subsisten y se mantienen en la más estricta reserva, pese a lo cual, en estos últimos meses y semanas mantienen en alerta a los mercados bursatiles en todo el orbe.

Somos uno país a la vanguardia en TLC, estamos en el exclusivo grupo de la OCDE y por lo tanto nadie puede decir, con excepción de los exportadores, que nos han manejado con políticas de izquierda o que se ha protegido a las industrias o alguna zona estratégica para el desarrollo del país, ni aún bajo los gobiernos de la Concertación, porque dichas zonas no existen, todo se ha regalado. Nos hemos convertido lisa y llanamente en un país que exporta productos primarios sin mayor valor agregado, principalmente proveniente de la minería y algunos otros productos que no tienen la relevancia fundamental que requiere el país.

Los acaparadores de la riqueza saltan de felicidad esperando que lleguen las nuevas inversiones para aumentar la explotación minera en US$ 91.400 millones de dólares, de aqui hasta el año 2018.

Tenemos un pésimo sistema de salud pública, las madres dan a luz a sus hijos en los baños de los servicios de salud y muchos mueren esperando en las antesalas de los hospitales. Eso, para Büchi, es parte del progreso, especialmente para los más pobres. Las reparaciones y las viviendas nuevas como consecuencia del terremoto siguen pendientes en su gran mayoría.

Tenemos un pésima educación pública y la semi-privada o la universitaria ha resultado ser la más cara del planeta, creadas como fuente de lucro por y para la derecha gobernante. Aún tenemos millones de pobres y sobre el 60 % de la población, tiene ingresos promedios de no más de $ 350.000.

Lo que esta viviendo Chile, y una gran parte del mundo, son los efectos de un mismo modelo de economía neo liberal globalizado, que esta mostrando signos evidente de agotamiento y que posiblemente deberemos enfrentar como una mega crisis, en los próximos decenios.

Las últimas y sucesivas crisis estan demostrando que no se está sustentando dicho modelo, tal como sucedió con la economía planificada de la Unión Soviética. Digan lo que digan, personas como el Sr Büchi, son vanos intentos por tapar, negar y distraer a cualquier precio a la opinión pública, aludiendo a un optimismo burdo hecho con datos estadísticos que se contraponen brutalmente con las percepciones reales que tiene la gente en su diario vivir, donde debe soportar las enorme agresiones corporativas de casi 40 para esquilmar a la gente con servicios malos, caros y tarifas o bienes necesarios para la subsistencia.

Es muy importante fundamentar el fondo de lo expuesto, y para ello haré mención a una charla que efectuó Manfred Mac Neef, hace un par de años en la Universidad de Andalucía, España y que hoy tiene especial relevancia con lo que estamos señalando. ¿Qué dijo Mac Neef?. Estamos en, “Un mundo acostumbrado a que nunca hay suficiente para los que no tienen nada, y siempre hay suficiente para los que lo tienen todo”. Con estas palabras sintetizaba la inmoralidad de los US$ 17 billones de dólares utilizados para salvar la banca mundial y la de inversiones el 2008/2009, negando US$ 30.000 millones que se necesitan en el mundo, según la FAO, para alimentar a mil millones de personas que sufren hambre.

Mc Neef identifica al mundo como una cuádruple convergencia. “1.- El crecimiento exponencial del cambio climático entrópicamente inducido que afecta a todas las regiones del mundo, 2.- El fin de la energía barata, con dramáticos efectos en las sociedades, 3.- La extensiva disminución de recursos fundamentales para el bienestar humano, como agua fresca, recursos genéticos, bosques, pesquería, vida silvestre, suelos, arrecifes de coral y otros. 4.- Y por último, la gigantesca burbuja especulativa que llegó a ser más de 50 veces más grande que la economía real de intercambio de bienes y servicios”.

¿Cuáles son las causas de esta convergencia?, y explica lo siguiente. “1.- El paradigma económico dominante, que propone el crecimiento económico a cualquier costo y estimula la acumulación y la codicia corporativas. 2.- El uso incontrolado de los combustibles fósiles precisamente para facilitar ese obsesivo crecimiento económico. 3.- La promoción del consumismo como presunta ruta hacia la felicidad. 4.- La destrucción de culturas tradicionales a fin de imponer modelos económicos industriales, con la consecuente pérdida de cosmos visiones, lenguajes y valores distintos de la cultura predominante. 5.- El desprecio por los límites planetarios en relación a la disponibilidad de recursos, consumos, generación de desperdicios y capacidad de absorción”.

“Las consecuencias pueden acarrear peligros sin precedentes tanto para el medio ambiente como para la sociedad. El calentamiento global implica perdida de suelos productivos, tempestades y huracanes, crecimientos en los niveles del mar, desertificación y problemas económicos especialmente para las regiones más pobres. El agotamiento de fósiles baratos implicará impactos en todo el mundo, afectará los sistemas industriales de alimentos, los sistemas urbanos y muchos de los bienes a que nuestro modo de vida se ha acostumbrado, como automóviles, químicos, plásticos, refrigeración, etc., todos ellos dependientes de la oferta de energía barata. Y la disminución de recursos básicos como agua, bosques, suelos agrícolas, bío diversidad, con posibilidades serias de que se extinga un posible 50% de las especies vegetales y animales sólo en las próximas décadas”.

Como siempre sucede, algunos intentarán descalificar a M. Mac Neef, porque es un economista ecologista o tal vez porque es chileno.

No entremos en polémicas y citemos un informe del MIT (Massachutess Institute of Technology), publicado el 5 de Abril del 2012.

Un nuevo estudio de investigadores del Instituto Jay W. Forrester, en el MIT, dice que el mundo podría sufrir del "colapso económico global" y "disminución de la población" si las personas siguen consumiendo los recursos del planeta al ritmo actual.

“El Smithsonian Magazine escribe que el físico australiano Graham Turner ha dicho, "el mundo está en camino al desastre" y que la evidencia actual coincide con un famoso, para algunos sectores, “el informe infame”, académico de 1972, titulado "Los límites del crecimiento".

Turner dice que tal vez el más sorprendente hallazgo del estudio es que los resultados de los escenarios informáticos eran casi idénticos a los previstos en los escenarios informáticos similares a los utilizados como base para "Los límites del crecimiento". (Año 1972).

"Hay una campana de advertencia muy clara que está tocando aquí", dijo Turner".

A Uds., amigos, les corresponde decidir si escuchan el llamado de Büchi o escuchan su propia conciencia respecto de lo que perciben a su alrededor.

Saludos,
Mario Briones R
Publicar un comentario