lunes, 26 de octubre de 2009

El Pueblo De María Elena: Conflicto Cultural Entre Lo Privado Y Lo Público

María Elena es la última oficina salitrera poblada del mundo. Actualmente, también es una comuna asentada en medio de un territorio mayoritariamente privado. En medio de este curioso panorama, convive la población pampina y los últimos vestigios de su historia inmortalizados en edificaciones declaradas patrimonios históricos nacionales.

Son estas construcciones las que evidencian el daño que ha causado el tiempo, el abandono, el terremoto del 14 noviembre del 2007 y el interminable conflicto público-privado.

INTRODUCCIÓN

Servicio País Rural, es un programa de la Fundación para la Superación de la Pobreza. Es una Intervención Social que busca generar transformaciones socioculturales en las comunidades del territorio rural. Uno de sus ejes de acción se encuentra en el área cultural.

En el caso particular de María Elena, el objetivo de intervención se centra en “el trabajo con diferentes organizaciones comunitarias de María Elena y Quillagua, con la finalidad de fortalecer el desarrollo productivo y la participación ciudadana, siendo el eje conductor la valoración de su identidad como pampinos.”

María Elena es la última oficina salitrera poblada del mundo. Actualmente, también es una comuna asentada en medio de un territorio mayoritariamente privado, perteneciente a la empresa salitrera SQM (Soquimich). En medio de este curioso panorama, convive la población pampina y los últimos vestigios de su historia inmortalizados en edificaciones declaradas patrimonios históricos nacionales, bajo la ley 17.288. Son estas construcciones las que evidencian el daño que ha causado el tiempo, el abandono, el terremoto del 14 noviembre del 2007 y el interminable conflicto público-privado.

¿POR QUÉ INTERVENIR MARÍA ELENA?

Servicio País Rural (SPR), llega a la comuna de María Elena bajo el amparo municipal, sin embargo, en el año 2007 se asocia a la empresa privada SQM, centrando sus líneas de acción en la participación ciudadana y la puesta en valor de los recursos patrimoniales. El año 2009, en un tercer ciclo de intervención el escenario muestra que ya existen distintas organizaciones que influyen en el quehacer comunal. Estos poseen capacidad de autogestión y pueden desarrollar iniciativas con un grado de impacto o participación dentro de la comuna.

En María Elena, y tal como se vivió en el siglo pasado, subsisten las problemáticas relacionadas al asistencialismo, la baja incidencia estatal en la comuna y el desinterés de gran parte de la población flotante en el desarrollo comunal. Dado que, por un lado, los habitantes de la localidad de María Elena no son dueños de las casas en que viven y junto a ello, reciben la subvención constante de la empresa privada y del municipio. Por otra parte, se mantiene en el subconsciente colectivo la idea del cierre definitivo del campamento.

Lo señalado, tiene incidencia en la población. Un ejemplo de esto, es la disminución de líderes juveniles y poca incidencia que estos tienen en el quehacer social y cultural de la comuna. Situación que demuestra un desgaste de la identidad pampina y la tendencia a desaparecer en medio de la globalización y conectividad digital que la envuelve, relacionado al bajo nivel de apropiación del entorno físico, social y cultural en el que viven.

En este sentido, Servicio País Rural en el presente año, se centra en el área formativa, generando habilidades y capacitando a la población en estrategias que al largo plazo se concreten en participación, mayor emprendimiento, conciencia medioambiental, turística y patrimonial. Para lograr rescatar y preservar el ser pampino y la importancia de María Elena como último campamento salitrero activo en el mundo.

SUPERAR POBREZA A TRAVÉS DEL PATRIMONIO

“Fortalecer el capital social organizacional, a través de capacitaciones, desarrollo de actividades culturales, apoyo al desarrollo turístico y generación de espacios de participación ciudadana en la comuna de María Elena. Para empoderar a los habitantes en su patrimonio cultural y la valoración de su identidad como pampinos. Desarrollando un trabajo mancomunado entre PSPR con SQM y otras entidades públicas y privadas” es el objetivo general que se plantea para el periodo 2009-2010 de intervención de Servicio País Rural en la comuna de María Elena.

Por otro lado, en los objetivos específicos destaca la relación con el área cultural y de rescate patrimonial:

• Identificar, formar y fortalecer líderes dentro de la comunidad para la autogestión de sus organizaciones a través de talleres participativos, capacitaciones y mesas de trabajo.
• Capacitar a comerciantes establecidos y emprendedores en habilidades turísticas y artesanales.
• Fomentar la participación de los habitantes de María Elena en la postulación a herramientas de apoyo al emprendimiento y actividades productivas.
• Lograr que la comuna de María Elena sea reconocida como destino turístico a través de la difusión en medio de comunicación y herramientas turísticas.

La propuesta para el presente periodo de intervención, pretende que a través de la gestión cultural, rescate patrimonial e identitario, se fomente el turismo en la zona, como recurso sustentable para las familias de la comuna.

Es en este punto que la empresa privada y la municipalidad concuerdan, en el afán de que sean los actuales habitantes los que capitalicen el recurso turístico y no empresas privadas extranjeras o ajenas a la zona.

¿SER PAMPINO?

El historiador, Sergio González Miranda, habla de los y las pampinos/as como un ser multicultural y multiétnico, así como de un tipo humano que se caracterizó por una gran creatividad social y cultural. Finalmente define que la especificidad histórica, el lenguaje propio, la apertura cultural y la inestabilidad asociada a las recurrentes crisis, constituyen el ser pampino.

En la actualidad, una de las problemáticas que se reconocen en la comuna de María Elena, es la desconstrucción identitaria pampina. Podemos explicar esto debido a la alta y creciente población flotante de la oficina salitrera, así como por la emigración a otras ciudades y regiones del país de la población originaria de la pampa. Por último y quizás uno de los temas más relevantes, es la falta de espacios físicos que los congreguen en la recuperación de sus raíces.

Tomando en cuenta el nivel de avance logrado por los anteriores equipos de Servicio País Rural en María Elena, además del plazo fijado para concluir la intervención (marzo de 2012), plasmado en el documento “Estrategia de Intervención Territorial”, el trabajo del equipo de SPR durante este año sigue las dos líneas de acción, señaladas anteriormente:

- Trabajar en el fortalecimiento de las agrupaciones presentes en las localidades de María Elena y Quillagua, facultándolos en su capacidad crítica, generando instancias de participación y diálogo con los entes gubernamentales y privados activos en la comuna. Así mismo, entregar herramientas y apoyo en el desarrollo interno de éstas.

Las actividades planteadas para ello se enfocan en la formación de líderes que sean transmisores de enseñanza entre sus pares y para que, en el caso de que emigren de la comuna, dejen su legado activo. Con ello apelamos a la autogestión de las organizaciones, agrupaciones y colectivos, de tal manera que a largo plazo la labor de SPR sea prescindible.

En cuanto al espacio de discusión y participación de la comunidad intervenida, la idea es retomar las mesas de trabajo en diversos ámbitos. Extendiendo su acción más allá de actividades específicas, como ha sido el caso de la celebración del día de Pedro de Valdivia.

- Por otro lado, siguiendo la línea de rescate patrimonial, nuestro trabajo se enfocará en la educación de la comunidad. Para fomentar su empoderamiento identitario, capacidad turística, de relaciones interpersonales, de carácter medioambiental y de difusión y promoción turística.

Las actividades planteadas en este punto, se enfocan en la capacitación en la realización de productos artesanales que destaquen la identidad pampina de la población y técnicas de atención al cliente, para un mejor trato con el turista, entre otras.

De la misma forma, colaboraremos en la recuperación del patrimonio arquitectónico a través de actividades y talleres de concientización de la población. Es aquí donde proponemos trabajar en conjunto con el equipo del programa Viviendas en Zona Aislada intervención María Elena, perteneciente a la Fundación para la Superación de la Pobreza. La finalidad es el mejoramiento urbano y habilitación de espacios públicos en la comuna.

En ambos casos el eje transversal que se plantea es la comunicación. Uno de los principales soportes es la radio local, Radio Coya. En ello también se pretende, potenciar a la comuna de María Elena como destino turístico, afianzando los lazos con medios de comunicación a nivel regional y nacional, además de concretar redes de turismo y turismo rural.

Finalmente se pretende concretar una comunidad fortalecida, que es capaz de participar –decidir e incidir- sobre el desarrollo de su localidad, por medio del reforzamiento o potenciación identitaria.

EL CONFLICTO: PÚBLICO VS PRIVADO

En el proceso de intervención de SPR en la comuna de María Elena el conflicto inicial que se plantea es el enfrentamiento público versus privado, siendo un obstáculo importante al momento de trabajar con la población, de concretar redes, fortalecer organizaciones sociales y de materializar resultados.

El ámbito público se encuentra a la cabeza de la Ilustre Municipalidad de María Elena. La entidad gubernamental está comandada por el alcalde socialista y ex líder sindicalista, Jorge Godoy Bolvarán. Destaca en su accionar un sistema asistencialista, entregando múltiples servicios gratuitos a la población.

En el ámbito privado, el control general de la comuna lo tiene la empresa salitrera SQM, dueños de la mayoría del territorio y de los declarados patrimonios históricos nacionales y zonas típicas. En el último tiempo, la empresa ha delegado responsabilidades sociales en la municipalidad, centrando sus recursos humanos sólo en sus trabajadores. Es este punto lo que ha reforzado el conflicto público-privado, en cuanto a roles y responsabilidades y entrega de beneficios.

En el área patrimonial uno de los problemas más importantes es el conflicto gubernamental para la entrega de recursos para la restauración de edificaciones que pertenecen a privados. Posterior al terremoto del 14 de noviembre de 2007, los daños estructurales se acentuaron, inhabilitando algunos de ellos para su uso. Al no contar con un comodato más extenso, ni un compromiso de cederlos, no se tiene la seguridad necesaria para invertir, más aún en el caso de dineros fiscales.

En cuanto a la gestión cultural, el gobierno local carece de una entidad competente y especializada que genere actividades que cautiven a la población y que fomenten la identificación del ser pampino y la educación de la población flotante. Por otro lado, la atención de la empresa se centra en sus empleados, con ello excluye a un sector importante que no tiene nexo, o carece de conexión directa con SQM.

El destino turístico de la comuna, en este sentido, se proyecta en un futuro incierto. Esto a razón de que en la comuna de María Elena no existen hospedajes habilitados para recibir al pasajero, con excepción de la localidad de Quillagua. Es válido señalar que en este pueblo sólo hay un hostal oficial, encontrándose esta localidad a una distancia de aproximadamente una hora de la capital comunal. Además, tienen graves problemas de agua potable y electricidad. Actualmente, no existen planes concretos por parte del privado para habilitar espacios destinados al alojamiento temporal de los turistas y la municipalidad no posee terrenos para construir.

Existen numerosas personas que trabajan técnicas de artesanías. Sin embargo, estas no representan la identidad pampina, ni en materialidad, diseño, etc., lo cual le resta valor agregado a sus productos. En este tema se reconoce una falta de conocimiento histórico y cultural, identificación de las personas como pampinas y deficiencia en la proyección y difusión identitaria.

Por último, es importante destacar que la educación adolece de herramientas que fomenten la identificación con la zona en que se forman los estudiantes. Es en este sentido que se podría dar mayor fuerza y aporte en la transmisión consiente de las raíces. Es necesario que los jóvenes tomen la iniciativa en el rescate patrimonial e identitario, para la conservación de la historia, a través del museo abierto que significan las oficinas salitreras de María Elena y Pedro de Valdivia.

CONCLUSIONES: POSIBLES SOLUCIONES Y PROPUESTAS DESDE UNA MIRADA SOCIAL

La comuna de María Elena, representa un fuerte atractivo turístico cultural-patrimonial, sin embargo, su explotación en esta área está limitada por la calidad de privada de su territorio y construcciones. De esta forma se pone en jaque la labor que podría –o debería- realizar la entidad pública de la localidad y el propio gobierno.

Por otra parte, no existe una posición definitiva por parte de la empresa con respecto al futuro habitacional de la localidad, lo cual dificulta la proyección e inversión en sus patrimonios, espacios públicos y población en sí.

La intervención de SPR en la comuna de María Elena propone, primeramente un fortalecimiento organizacional, con el afán de que sean las organizaciones sociales las que ejerzan presión en la recuperación identitaria y patrimonial. Este primer paso se encuentra en una segunda etapa, abarcando el trabajo con los jóvenes, niños y ancianos de la comuna. Luego de tres años de ejecución de la Estrategia de Intervención Territorial, podemos afirmar que la población adulta está capacitada en esta área.

Un segundo ítem a desarrollar es capacitaciones en cultura e historia, turismo (atención al cliente, microempresa, turismo como recurso sustentable) y diferentes artes (teatro, literatura, fotografía, etc.), con el afán de difundir el legado patrimonial de la zona. Actualmente, se visualiza una homogeneidad con el resto del territorio nacional y no destacan políticas públicas que busquen revertir este proceso.

Por último, planteamos la difusión del patrimonio y cultura de la zona como principal herramienta para mantener viva la identidad de la localidad y sus habitantes. Es necesario que tanto la población de María Elena, como del resto del país, conozcan de este lugar que representa una etapa de la historia nacional (auge, apogeo y caída del salitre) e internacional (Guerras mundiales).

En todo este proceso son indispensables los medios de comunicación local, regional y nacional como principal herramienta de difusión y culturización de la población. Asimismo, se hace fundamental fomentar el uso de los espacios públicos para su empoderamiento y sentido de pertenencia.

Por parte de Soquimich, es necesario contar con una posición clara con respecto al futuro de la localidad y sus patrimonios, sólo con esto se puede hacer una real proyección del trabajo que desarrolla la municipalidad, gobierno, SPR y otras entidades públicas y/o privadas.

En cuanto al gobierno, sigue pendiente una presencia más latente y con ello hacer sentir a la población interés en ellos, su cultura, patrimonios e historia, para descartar los sentimientos de soledad, aislamiento y abandono que dicen sentir en la actualidad.

También es importante que se trabaje en el área de cultura y turismo, ya que es a través de estas que la población podría tener nuevos sustentos económicos alternativos a
la minería blanda (salitre) y de esta forma evitar la erradicación definitiva y cierre de la localidad, como ha ocurrido en el resto de las oficinas salitreras.

En cuanto a la intervención de otras entidades privadas (ONG’s, fundaciones, organizaciones, etc), como la de SPR, sin el trabajo señalado en los párrafos anteriores se vuelve improductiva, ineficaz e insostenible en el tiempo.

Servicio País Rural – Fundación para la Superación de la Pobreza
Constanza Martínez Ramírez
Periodista
Servicio País Rural María Elena
Fundación para la Superación de la Pobreza

Más información en: http://serpaisme.wordpress.com/

Nota: http://www.nuestrobiobio.cl/notas/09/octubre/Maria_Elena_Conflicto_Cultural.html
Publicar un comentario