lunes, 11 de abril de 2011

Día Del Libro: Una Excelente Excusa Para Seguir Leyendo. Por Narcisa Lezano Barriga

Vemos venir nuevamente la celebración del Día del Libro, como lo es el 23 de abril. Donde las bibliotecas como los colegios realizan importantes actividades acerca de esta merecida celebración. Siendo muy gratificante ver a los estudiantes participando con mucho entusiasmo al ser apoyados por sus profesores.

Qué hacemos sí los ciudadanos comunes y especialmente las personalidades públicas acerca no sólo de esta actividad literaria y por ende si leemos o no, aunque sea de vez en cuando un libro. Las encuestas dicen que principalmente nos falta tiempo para hacerlo y que también los libros siguen siendo de un alto costo económico.

A pesar de esta inconveniencia monetaria, quienes publican sus libros, se molestan mucho cuando en la presentación de ellos o en las ferias del libro la gente tan sólo quiere que se los regalen. No pensando que el oficio de escritor o poeta es igual de importante como cualquiera otro oficio y que por lo mismo merece ser rentable. El costo de publicar un libro es muy alto de parte de las editoriales. Nos topamos con la disyuntiva de siempre, si somos uno de los países latinoamericanos que producimos más papel y porqué él es tan caro.

Siempre he admirado el estoico trabajo que realizan las encargadas de las bibliotecas. Porque a pesar del poco espacio público que cuentan hacen una excelente labor no sólo a favor de los estudiantes, sino de la comunidad en general. Quien, desafortunadamente, a veces no sabe valorar los libros que se les facilitan.

Por lo mismo, las bibliotecas deberían tener salas acogedoras para que así las personas lleguen a ellas con más entusiasmo a leer. No entendemos porqué las autoridades piensan que las bibliotecas son el último lugar público en donde tiene que ir la gente. Si fácilmente en ellas no sólo encuentran más conocimientos, sino también una lectura entretenida. Todos los espacios públicos son importantes para la comunidad; igual lo son las bibliotecas por su legado histórico no sólo a nivel local.

Por ello, debemos decir que la falta de vocabulario y muchas veces un hablar obsceno, principalmente de las autoridades, es a consecuencia de la falta de lectura y que por esto jamás han acudido a una biblioteca y por lo mismo nunca van a facilitar los recursos económicos para construir bibliotecas dignas. Contribuyendo así al hábito de la buena lectura de quienes van a ellas por no poder comprar los libros que necesitan para sus estudios o por consultas a causa de sus trabajos.

Con la excelente excusa de la celebración el Día del Libro y que a pesar de lo económico o por la falta de tiempo a causa de otras entretenciones, anhelo profundamente que podamos nuevamente ir al encuentro de los sabios libros y por ello, me satisface saludar afablemente a todos quienes de alguna u otra forma están ligados a la lectura. Especialmente a los profesores y a las bibliotecas de Nacimiento, de Renaico, de Angol y de Los Ángeles. Soy testigo del admirable trabajo que han hecho por años y por lo mismo merecen todo nuestro respeto y gratitud.

A todos ellos les dedico mi poema Mi Estimado Libro.

MI ESTIMADO LIBRO.

Mi estimado libro,
En este Día
Que merecidamente está dedicado a ti.
Cómo no recordar
Con una emotiva nostalgia cuando,
Cobijándome con mis compañeras de curso
En aquella amplia aula
De las quejumbrosas lágrimas
Del invierno de nuestro sur,
Por vez primera me encontré contigo.
Ansiaba aprender a juntar
Entre tus pequeñas páginas
Esas palabras que me parecían
Extrañas figuras que debía descifrar
Sobre tus delgadas líneas.
Con tu inmensidad intelectual
No sólo me enseñaste a leer,
Sino también hiciste crecer aún más
Mi imaginación infantil;
No tan sólo con aquéllas fábulas
De “Alicia en el país de las maravillas”.
Desde aquellos memorables días
Han pasado varias décadas.
Y en mi continuo peregrinar
Hacia distintas tierras,
Siempre te he llevado conmigo.
Al ser tú, la incondicional compañía
En la soledad de mis maduros años.
Y sobre todo en el aprendizaje infinito
Que invoco en cada poema que escribo.
Como el de este momento que está dedicado a ti,
Sencillamente, con una eterna gratitud.

Por Narcisa Lezano Barriga
Comuna de Nacimiento
Publicar un comentario