miércoles, 22 de febrero de 2012

Con Hallazgo De Pitao En La Reserva Nacional Nonguén CONAF Busca Asegurar Supervivencia De Esta Especie En La Zona





"Esto es motivo de gran alegría para CONAF, dado que siempre pensamos que podíamos encontrar esta especie nativa en la Reserva Nacional Nonguén, pero ello no nos constaba. Sin embargo, y gracias al patrullaje permanente de nuestros guardaparques, se han logrado descubrir estos árboles y nos da la seguridad de que podemos tener un lugar donde asegurar la supervivencia de esta especie tan amenazada en la región”, dijo el jefe regional del Departamento de Áreas Protegidas de CONAF, Raúl Verdugo Gómez, tras el hallazgo de árboles de pitao en la mencionada Reserva Nacional.

El pasado viernes 17 de febrero, guardaparques realizaron un patrullaje de rutina hacia el sendero Lo Rojas. A no más de 30 metros de la zona del estero y entre la vegetación que convive con el bosque nativo existente en la Reserva Nacional, fueron divisados dos árboles adultos de pitao, cuyo diámetro aproximado era de 50 centímetros; sus frutos eran visibles. Próximo a estos árboles, se encontraron otros 20 ejemplares, pero más jóvenes, de entre 10 y 70 centímetros de alto. A este número se suman otros 30 árboles descubiertos esta semana en un perímetro cercano al primer hallazgo.

De acuerdo a lo señalado por Raúl Verdugo, “el pitao es una especie de escasa distribución, nunca fue una especie muy abundante. Registros históricos apuntan a una distribución sólo en la Cordillera de la Costa, entre las regiones del Maule y Araucanía, y es justamente ese sector el más explotado para actividades agrícolas, a principios del siglo pasado, cuando como país abastecíamos de trigo a Estados Unidos; así se perdió gran parte del bosque nativo de esa zona”.

El jefe regional del Departamento de Áreas Protegidas de CONAF, agregó que, “afortunadamente la Reserva Nacional Nonguén se mantuvo de alguna manera protegida de esa explotación, debido a su producción de agua”.

El pitao también se encuentra en otros sectores de la región, donde hay presencia de quebradas, con alta humedad.

El siguiente paso de CONAF será la recolección de semillas para formar un vivero exclusivo de pitao, a fin de reproducir esta especie nativa y reintroducirla en la misma Reserva Nacional.

El Jefe Provincial (S) de CONAF Concepción, Oscar Sepúlveda, informó que, por el momento, el sitio será aislado del público. “Aún cuando el lugar forma parte del recorrido del sendero Lo Rojas, se trata de un sector frágil. En una primera instancia, queremos tenerlo en custodia para recolectar semillas y dejar que se reproduzcan de manera natural. Cuando comprobemos que la especie se puede afirmar en el lugar, entonces abriremos ese tramo a la comunidad, porque la idea es que la gente conozca esta especie. Sólo queremos resguardarlo por un espacio de tiempo”, aseguró.

El pitao, también conocido como canelillo, es un árbol siempreverde, de hasta 15 metros de altura, con corteza gris cenicienta, follaje denso y ramas ascendentes.

La mayoría de los árboles de pitao se encuentran en pequeñas subpoblaciones en remanentes de bosques que crecen confinados a quebradas o áreas bajas pobremente drenadas rodeadas por plantaciones forestales comerciales.

El pitao se encuentra clasificado “En Peligro de Extinción” y fue declarado “Monumento Natural”, en 1995.

Desde el año 2002, CONAF se encuentra trabajando en un Plan Nacional de Conservación del Pitao. La propuesta de elaboración de este Plan Nacional, en la que trabaja junto a otras entidades públicas y privadas, pretende promover la protección de esta especie en el país, a la vez de recuperar sus poblaciones.
Publicar un comentario