viernes, 3 de febrero de 2012

El Carnaval De San Antonio, La Fiesta De Todos















El Carnaval de San Antonio vive este verano su séptima versión, siendo en la actualidad la mayor actividad de este tipo en la quinta región. La misma comuna que hace algunos años ostentaba el título de poseer el más alto desempleo en el país, desde el 2006 ha sabido dar vida a una verdadera fiesta popular donde las comunidades son protagónistas de su desarrollo.

Durante meses las agrupaciones llevan a cabo un intenso proceso organizativo, de la mano de la siempre desafiante tarea de motivar la participación comunitaria. En Lo Gallardo, Tejas Verdes, Llolleo, Villa Las Dunas, 30 de Marzo, Cerro Arena, Placilla, Cerro Bellavista, Cerro Alegre, Hermanos Carrera, Viuda 9, Alto Bellavista, a lo que se suman los pescadores Artesanales, los pobladores asumen con entusiasmo los preparativos del Carnaval. Desde el diseño y confección de los trajes de las comparsas y personajes, al ensayo de las coreografías, el ingenio popular tiene su espacio, lo mismo que una importante movilización de recursos financieros y comunitarios que dan vida a cada una de las cuatro presentaciones que contempla la actividad.

Apoyando este proceso el Municipio colabora con una subvención a cada una de las quince agrupaciones que participan, la empresa portuaria aporta con los premios y la comunidad, la convocatoria, capacidad de organización y creatividad que dan vida a la fiesta.

Quizás el valor principal del Carnaval sea justamente eso: recuperar una tradición, en muchos lugares por años olvidada, pero en otros plenamente vigente y gozando de buen salud, o comenzando a hacer su propia historia. Allí aparecen el Carnaval “Con la Fuerza del Sol” (Arica), “Carnaval andino” ó “Jallalla festejañani” (Iquique), “1.000 tambores” y “Carnaval de Valparaíso” -hoy Festival de las artes- en la misma ciudad; “Carnaval de Talcahuano” (región del Bío-Bío); “Carnaval de invierno” (Punta Arenas); “San Antonio de Padua”, “500 tambores” y “Carnaval de La Legua”, los últimos, de la población del mismo nombre, o los del Barrio Yungay y Villa O’higgins en La Florida, que entre muchos otros, son parte de la antigua y nueva tradición carnavalera presente en el país.

Como en todo proceso de ese tipo, donde la identidad local se funde y confunde con múltiples influencias hay mucho que decir, pero eso es motivo de otro análisis. Por lo pronto, van algunas impresiones visuales del Carnaval, maravillosa muestra de participación creativa donde la comunidad da vida a la fiesta de todos.

Roberto Guerra V.
Gestor Cultural
Presidente Escuela de Gestores y Animadores Culturales, Egac

http://robertoguerra.wordpress.com/
Publicar un comentario