domingo, 31 de mayo de 2009

La Prehistoria de Los Ángeles

Nada fácil fue para los españoles establecerse en esta zona. La resistencia de las etnias coyunche, mapuche y pehuenche aisladamente o en levantamientos generales, templó a Bío Bío durante esos dos siglos.

Los primeros datos documentados de que se tiene memoria sobre la isla de la Laja, en cuyo centro se fundó la población de Los Ángeles, podrían encontrarse en los primeros días de enero de 1550. Había salido Pedro de Valdivia desde Santiago, rumbo al sur. A mediados de mes, llega al río Nivequetén, actual río Laja, atravesándolo posiblemente por el vado de Tarpellanca o quizás por sobre la cascada principal de los Saltos. Allí resistieron el primer y desordenado ataque de los indígenas, falleciendo el joven tambor que acompañaba a los soldados.

El 24 enero, Valdivia y sus soldados llegan a orillas del río Bío Bío, construyen balsas para atravesarlo, pero los mapuches los asaltan en varias oportunidades.

Lautaro, que había sido prisionero cuando niño y que estaba al servicio de Pedro de Valdivia, tras conocer la vida de los conquistadores, huye con caballos hacia la cordillera, donde organiza el primer ejército montado conformado por indígenas.

Era un territorio arenoso, habitado por un tipo de indígenas, conocidos como “coyunche”, o gente de las arenas. En 1562, desde que se fue Valdivia, los coyunche gozaron de paz, hasta esta época del segundo gobierno de Francisco de Villagra. En ese instante, se registra el alzamiento indígena en zona de Catirai, acaudillando a los coyunches Queupulién, sosteniendo guerrillas y quitando ganado a los españoles. Es derrotado cerca de Angol.

En 1578, el gobernador de Chile Rodrigo de Quiroga se dirige a la Isla de la Laja. Reúne acá con fuerzas militares de Concepción, Santiago y La Serena. Hostilizan a los indígenas, quienes también los atacan, incluyendo sus mujeres.

Hacia 1584, según relata Pedro de Córdoba y Figueroa, en su Historia de Chile, los pehuenches “tenían en continuo desasosiego a todo el vecindario”. Cuando al año siguiente, el gobernador Alonso de Sotomayor estaba en Concepción, fue informado por “los indios de La Laja desvastaban el partido de Chillán y tenían en mucho riesgo la ciudad de San Bartolomé de Gamboa (Chillán)”.

En 1598, se registra uno de los mayores levantamientos indígenas. La muerte de gobernador Oñez de Loyola desata una nueva revuelta coyunche. Tras una serie de ataques en la zona de Concepción, conducidos por el toqui Loncotegua, son derrotados por los españoles.

Fuente: Diario La Tribuna Especial de Aniversario 270 Los Ángeles
Puede seguir leyendo en: http://www.diariolatribuna.cl/noticias.php?p_id=16036

Nota de Nuestro Blog: http://www.nuestrobiobio.cl/notas_de_nuestro_blog/La_Prehistoria_de_Los_Angeles.html
Publicar un comentario