jueves, 12 de noviembre de 2009

Chile Conocerá La Erosión Actual Y Potencial Del Territorio Nacional

En nuestro país la erosión de los suelos constituye uno de los problemas ambientales más significativos para el sector silvoagropecuario, especialmente porque este recurso no renovable es altamente vulnerable a la influencia humana y las variaciones del clima.

De acuerdo a Rodrigo Álvarez Seguel, Director del Centro de Información de Recursos Naturales (CIREN), “la mayor pérdida de suelos se concentra en las zonas áridas y semiáridas entre las regiones de Arica y Parinacota y del Bio Bío, y en las zonas subhúmedas y secas de las regiones de Aysén y de Magallanes. Sin embargo, todas las regiones presentan algún grado de erosión, lo que sucede sin controles adecuados ni ordenamiento territorial”.

Los estudios de degradación de recursos naturales, erosión y fragilidad del suelo disponibles en Chile son escasos o se presentan a escalas generalizadas, y los estudios más detallados están localizados en zonas muy específicas y son de un alto costo económico. De hecho, el único estudio disponible con información de la erosión en todo el territorio nacional y que cuantifica el problema, data del año 1979.

“El suelo es un recurso natural, que en términos prácticos no es renovable. Esta pérdida irrecuperable condiciona a casi todos los demás aspectos del medio ambiente, que a su vez contribuyen de manera directa al crecimiento económico del país”, enfatizó Álvarez.

Es por ello que el Gobierno de la Presidenta Bachelet, a través del Ministerio de Agricultura y con financiamiento INNOVA-CORFO, realiza desde 2007 un estudio para la determinación de la erosión actual y potencial de los suelos de Chile. Los resultados de este proyecto encabezado por el Centro de Información de Recursos Naturales (CIREN), en colaboración con CONAF, SAG, ODEPA e INDAP, mostrarán en detalle las características de los suelos en un área aproximada de 74 millones de hectáreas y estarán a disposición del público a partir de julio de 2010.

Erosión en el Bio Bío

Resultados preliminares de este estudio muestran que la superficie actual de suelos erosionados en la Región del Bio Bío, clasificados en categorías de erosión ligera, moderada, severa y muy severa, corresponde a 1,2 millones de hectáreas, lo que representa el 31,9% de la superficie regional.

Aunque la cifra suena alarmante, una parte importante de esta superficie, en especial hacia la Cordillera de los Andes, ha sido afectada durante milenios por procesos de erosión natural —agua, hielo y viento, entre otros procesos geológicos—, sin mayor intervención del ser humano.




El rol del Estado en materia de protección del suelo

El Decreto Ley 701, permitió crear y mantener hasta 1995 una gran superficie de bosques en Chile. Este instrumento bonificó la plantación de unas 800 mil hectáreas con una inversión de US$ 136 millones, generando importantes aportes tales como el control de la erosión, la captura de carbono y la generación de empleo rural.

En 1998 se dictó la Ley 19.561 que modificó el DL 701 hasta el año 2010, especificando las bonificaciones para la protección y recuperación de los suelos degradados del país y para las forestaciones realizadas por pequeños propietarios. Los beneficios adicionales de esta ley incluyen franquicias tributarias, apoyo crediticio y asistencia técnica.

Sólo en el periodo 1998-2008, el Estado otorgó US$ 284 millones en bonificaciones por concepto de forestación (475 mil hectáreas) y protección de de suelos (175 mil hectáreas). Paralelamente el programa Sistema de Incentivos para la Recuperación de Suelos Degradados (SIRSD), que se ejecuta en todas las regiones del país y cuyo propósito es recuperar la condición productiva de suelos degradados de los predios agrícolas, movilizó en lo que va de 2009 un presupuesto de $32 mil millones de pesos para una superficie objetivo de 24,2 millones de hectáreas.

Nota: http://www.nuestrobiobio.cl/notas/09/noviembre/Chile_Conocera_La_Erosion_Actual_Y_Potencial_Del_Territorio_Nacional.html

Publicar un comentario