domingo, 13 de mayo de 2012

Libro: Galerías Comerciales De Concepción, Patrimonio E Identidad




Prólogo

Las galerías comerciales de Concepción nacieron ha comienzos del siglo XX, con la galería La Moliat en 1900, que se emplazaba en calle Freire. Hoy existen cuarenta y cuatro de ellas, las que hemos enumerados según nuestra investigación, ya que en la literatura existente no hay consenso de cuantas son, pero al hacer un trabajo de campo hemos llegado a este registro. Las galerías forman diversos cuadrantes dentro un plano damero, entre las calles Maipú, Angol, San Martín y Tucapel, donde su mayor número se concentra en las calles Freire, O’Higgins, Rengo y Castellón.

Posterior el terremoto de 1939 comenzó un auge de estas construcciones, así en la década de los cuarenta, iniciaron su funcionamiento las galerías Martínez, Irazábal, Alessandri, el Centro Español y la Galería Windsor, convirtiéndose en las más antiguas existentes en Concepción; a lo largo de las décadas se fueron agregando más, hasta el 2009 cuando se construyó la galería Italia II, siendo la más nueva del centro.

El entramado de la ciudad se ha ido generando junto con estas construcciones, donde además se observan variadas calles angostas, paseos peatonales, portales, marquesinas, pasajes sin salidas, lo que constituye una configuración interna del centro, muy diferente a la que se presenta en espacios de similares características como son centros comerciales de construcción más moderna, o lugares céntricos en otras ciudades del país.

La galería comercial se define por la penetración de las veredas de la calle interior de la manzana, siendo su principal rol el ser un espacio de circulación peatonal que acoge una actividad comercial. Las galerías o trama oculta, conforma ejes de circulación peatonal, producto del crecimiento del comercio.

A fines del siglo pasado se planteó la necesidad de maximizar el uso del suelo central de las manzanas, independizándose de la circulación vehicular, ello implica ventajas económicas, ya que permite la exhibición de productos en vitrina, donde el peatón se entretiene al observar mientras se desplaza.

La creación de las galerías tiene un fin dirigido a la circulación de las personas dentro de este espacio céntrico de la ciudad, ya que está dado para la protección de la lluvia, el viento y el frío, características propias del clima de Concepción, además de otorgar seguridad al peatón producto del flujo vehicular y de la ciudad. Junto con esto ofrecen una densificación del centro que brinda una mejor circulación para desplazarse por la ciudad, específicamente el centro.

Actualmente las galerías comerciales de Concepción son cuarenta y cuatro, las que albergan más de mil locales, donde la estructura de circulación peatonal está compuesto por mas de diez mil visitantes diarios. En conjunto suman más de cuatro mil metros lineales de pasajes, cubiertos con 18.972 m2 de superficie aproximada. Al caminar por las galerías del centro de Concepción es inevitable perderse dentro de cada detalle que contienen sus vitrinas, los iluminados letreros, y las características de construcción que tiene cada una de
manera singular.

Al adentrarse en una de las éstas galerías se pierde la noción del tiempo y del clima, sus pasillos cautivadores hacen que la personas se sientan seguras al transitar por ahí. Las galerías comerciales son particulares en su estilo, cada una representa un sello que la distingue de la otra y la hace particular.

Las galerías del centro de Concepción han albergado durante muchos años el comercio dentro sus pasillos, donde se pueden encontrar diferentes rubros desde artículos de oficina hasta tiendas de vestuario.

También algunas galerías se caracterizan por algún rubro determinado como la Caracol, que se caracteriza por albergar locales peluquerías centros de estética, mientras que hay otras como la galería Iconsa, construida en la década del cincuenta, que se caracteriza por prestar
servicios de oficina. Uno de los mayores rubros que se desarrolla dentro de las galerías es el de vestuario, la galería Musalem, se distingue porque la mayoría de sus locales que la componen son tiendas de vestuario y venta de telas.

Por todo lo anterior entendemos que las galerías de Concepción son un elemento identitario, ya que se diferencia de los centros comerciales del país. Por eso creemos que deben existir políticas de desarrollo urbano destinadas a ponerlas en valor, tanto en su carácter patrimonial como comercial.

En este trabajo investigativo encontraran aspectos relacionados con la identidad penquista a través de su patrimonio cultural, como también descripciones físicas, estilísticas y comerciales de las galerías del centro de Concepción.

En las páginas interiores del libro están dispuestos unos mapas descriptivos acerca de la ubicación territorial de las galerías, con el objetivo de situarlas en el plano céntrico de la ciudad. Así también se encontrarán con muchos relatos de parte de quienes han trabajado y desarrollado diferentes oficios en los pasillos que albergan las galerías, sus experiencias, sus expectativas y percepciones acerca de los edificios, quiénes han contribuido de forma
importante a la realización de esta investigación.

Autories:
Maura Saavedra Bustamante
Sebastián Pérez Lizana

El estudio completo, características del proyecto así como la posibilidad de descargar El Libro puede hacerlos desde el sitio web www.galeriascomercialesconcepcion.cl
Publicar un comentario