lunes, 6 de mayo de 2013

Invitación A Ser Parte Del Movimiento Todos A La Moneda

El Juntos Podemos ya no existe. Digamos que fue un buen instrumento y estaba vestido con su pasado histórico y las urgencias de los tiempos actuales, pero no logró instalarse en el movimiento popular y sus organizaciones sociales para convertirse en un creíble instrumento de poder, o un consistente político opositor, para hacer política seria, queda en el recuerdo los que bajo banderas eternamente vigentes y constructivas, terminaban llamando a votar por el mal menor.

Tenemos que aprender….

Dos decenios han sido recorridos tratando de revertir lo heredado/impuesto por la dictadura, gritando desde la vereda y la calle, sosteniendo que había que iniciar el proceso de transición a la democracia para poder desmontar las estructuras heredadas del modelo neoliberal, y la plantilla política que ayudó a instalar el Departamento de Estado norteamericano.

El Juntos Podemos entonces fracasó, no logró avanzar en ninguna de las grandes exigencias, se habita la misma institucionalidad, con un modelo educativo al servicio de grandes grupos económicos, un sistema de salud sentado en el lucro. La ganancia y la avaricia, esa danza de millones y millones en las pensiones ya casi incontables, administrados por la misma foto de los grupos económicos.

Veinte años también con un movimiento sindical que se encuentra disperso, al mando de partidos que formaban parte también del Junto Podemos y que al parecer recién logra rearticularse, que intenta colocarse con alturas en la defensa de los trabajadores chilenos. Sus direcciones que se han ido pasando de mano en mano banderas colocadas bajo las órdenes de los concertacionistas. 

Chile sigue siendo el mismo espacio excluyente y antidemocrático, tantas veces insistiendo que por estos caminos institucionales no se puede continuar. Dos decenios de papelones, chascones llamando a ponerse de pié, a exigir lo que pertenece para posteriormente en descoloridos y deslavados lagrimones llamar a dar pasos/votar por lado oscuro y perverso de la esperanza.

El Juntos Podemos ya no existe, no cumplió, solo sirvió para tres… 

Lejos de esperar que la generosidad concertacionistas deje caer alguna miga famélica, la nueva izquierda logra articularse, aún dispersa no pierde su sentido ni su origen. Se articula en las localidades donde cientos de organizaciones sociales se juntan para defender sus derechos y avanzar en la conquista de los pendientes, no sería creíble ver a la socialdemocracia PS/PPD/PDC/PRSD/PC defendiendo el agua cuando fueron justamente ellos, los concertacionistas los que se encargaron de venderla.

Algo de luz al final del túnel….así lo deja escrito las calles y la suma de todos y de cada uno.

Cuando se deja de pagar la educación de los hijos se está haciendo una mejor repartiendo de los dineros de todos, los recursos no gastados en educación mejora la calidad de vida, eso es dar pasos hacia el país que se exige, ahora ya no se está pidiendo que se haga tal o cual asunto, ahora se está exigiendo con el justo derecho de todos los derechos consagrados, salud y educación pública, laica, de calidad y gratuita.

“El sistema de pensiones de capitalización individual (AFP) ha significado la mayor creación de riqueza en beneficio directo de los trabajadores en toda la historia de Chile” José Piñera.

La realidad previsional chilena está ya teniendo carácter de pandemia, todos serán contagiados para compartir sus tiempos de jubilados entre la pobreza, a lo que se agrega el precario y paupérrimo sistema de salud pública es condenar a millones a pobreza extrema. Una parte considerable de los dineros que recibe la tercera edad es consumida en gastos médicos.

Aumenta y se profundiza la exigencia de nacionalizar las riquezas básicas, esos son recursos que les pertenecen a todos. Toda la clase política está unida en santa alianza para impedir la (re) nacionalización del cobre ese justo e histórico retorno  a sus verdaderos dueños.

Largo es el listado de asuntos fundamentales que no pueden seguir esperando, nada más urgente que una nueva institucionalidad, cuanta premura hay para la elaboración de una Nueva Constitución que haga a Chile un país más equilibrado y mejor repartido.

Todos a La Moneda…..

La Nueva Izquierda aprendió del recorrido de organizaciones anteriores, vuelve para instalar la convicción que la conquista del poder es posible y urgente, se sabe que se harán todos los esfuerzos unitarios para no dar pasos en falso, pero junto al programa deben instalarse gestos unitarios concretos, no se trata de voluntades  testimoniales…. eso es agua pasada.

Hay que instalar y hacer creíble un proyecto que sea el reflejo del país que necesitamos dejar a las nuevas generaciones, no como sus justos herederos, sino como los indispensables constructores de los tiempos por venir.

Y que no quede ninguna duda. En la próxima papeleta estarán los miles y miles de apurados, esos justos indignados, esta generación que tiene en su memoria la urgencias de sus padres pensando en un futuro más digno

Por Pablo Varas
Publicar un comentario