jueves, 18 de mayo de 2017

Sin Fin

Dulce y esquicito lo he encontrado
Pelear con falsos dragones
Y en la punta de la espada acorralado
Sueños pálidos que son canciones.

Caminar un largo camino solitario
Pensando en el tiempo y sus alas
Venciendo el sueño de mis manos
ucharlo todo hasta agotar el alma.

Del cruel vestigio estacionario
Teñidos de blanco en la soledad
Observar solo el gran sueño dorado
Vivir por siempre por una cuota de piedad.

Subir la más alta cumbre de un suspiro
Quebrando mi piel por solo llegar
Y encontrar en la cima el gran alivio
De saber qué significa humanidad.

Y en fin, de tantas cosas lo apreciado
Se ha desvestido la realidad
De verla nadie lo hubiera pensado
Que aquella vil palabra, es otro sueño más.

Fernando

Publicar un comentario