martes, 26 de marzo de 2013

MIniSTERIO De Medio Ambiente Busca Justificaciones Para No Cumplir Con El 20% De ERNC Para El 2020

Un conjunto de dificultades de carácter técnico y económicas imposibilitaría a juicio del Gobierno llevar a la práctica la meta propuesta en el proyecto (boletín 7201), analizado actualmente en la Comisión de Minería y Energía de la Cámara de Diputados, de garantizar hacia el 2020 una participación del 20% de la matriz a las energías renovables no convencionales (ERNC).

El Subsecretario de Energía, Sergio Del Campo, por segunda vez, expuso ante los diputados que, por ejemplo, la localización de los recursos renovables, generalmente lejos de los centros de consumo, dificultaría la transmisión de energía eléctrica al sistema, requiriéndose la instalación de líneas transversales para evacuar dicha generación.

En este sentido, planteó que se necesitaría un nuevo dimensionamiento de las líneas troncales para evacuar inyección de proyectos ERNC, en el marco de la aplicación de una futura ley 20/20.

Además, indicó que, en virtud de las estimaciones de demanda de energía para el año 2020, se requeriría de forma adicional alrededor de 4.600 MW en nuevos proyectos ERNC en menos de 7 años, los cuales se deberían concentrar principalmente en las tecnologías de biomasa, limitada por disponibilidad y logística del recurso; minihidro, dependiendo de la factibilidad técnica económica para llegar a la red de transmisión; eólica, en virtud de contar con mediciones confiables; solares, que al desarrollarse principalmente en el norte dependerá de la factibilidad técnica de incorporarla al SING (Sistema Interconectado del Norte Grande); y geotermia, que depende de las exploraciones en curso.

Adicionalmente, criticó la variabilidad e incertidumbre del recurso solar y eólico, planteando que dichas fuentes requieren mayores reservas operativas, modelos de predicción de calidad, inversiones en automatismos como el control automático de generación y modificación de políticas operacionales.

El Subsecretario Del Campo informó que se está conversando para ver alternativas a la meta, como podría ser, reducir el porcentaje de participación a un 15% de la matriz o aumentar el año en el que el sistema entraría en vigencia plena.

Indicó también que el Gobierno aspira tener un incentivo que coexista con el mecanismo actual de la Ley 20.257, que estableció una escala de integración obligatoria de las ERNC para las generadoras convencionales, que partió con un 5% en 2007 y que llegaría a un 10% el 2023.

Explicó que la idea es generar un mecanismo de licitaciones públicas que incluirá una prima o regalía para la (s) empresa (s) ganadora (s). La ventaja con el sistema de la Ley 20.257, destacó, es que éste requiere de la intermediación de una generadora convencional, que agrega un cargo que se suma al costo final, en tanto que la licitación sería una transacción directa con la empresa de ERNC y, por tanto, evitaría ese cobro intermedio.
Publicar un comentario